El Hígado se abre en los ojos y controla las lágrimas

El Hígado se manifiesta en los ojos
El Hígado se abre en los ojos
El ojo es el órgano sensorial conectado al Hígado. 
La nutrición y la hidratación de la Sangre de Hígado proporcionan a los ojos la capacidad para ver. 
Si la Sangre de Hígado es abundante, los ojos estarán lubricados y la visión será buena. 
Si hay una insuficiencia de Sangre de Hígado, puede haber visión borrosa, miopía, «moscas volantes», daltonismo o sensación de sequedad y de tener arenilla en los ojos. 

En el capítulo 10 de las Preguntas sencillas dice: 


«Cuando el Hígado recibe la Sangre, los ojos pueden ver...»

Y en el capítulo 17 del Eje espiritual:


«El Qi de Hígado se extiende hasta los ojos;
cuando el Hígado goza de buena salud, los ojos pueden
distinguir los cinco colores»

En el capítulo 37 del Eje espiritual dice: 


«El ojo es el órgano sensorial perteneciente al Hígado»

Y en el capítulo 4 de las Preguntas sencillas: 


«El Hígado corresponde al Este y al color verde, y se abre en el ojo»

Si el Hígado tiene Calor, los ojos pueden estar inyectados de sangre y pueden doler o quemar. 
Si hay Viento interno de Hígado, el globo ocular puede desviarse hacia arriba y moverse involuntariamente (nistagmo).

El Hígado no es el único órgano que afecta a los ojos.

Además del Hígado, otros órganos (tanto Yin como Yang) pueden afectar a los ojos; en concreto, el Corazón, los Riñones, los Pulmones, la Vesícula Biliar, la Vejiga y el Intestino Delgado. 
En el capítulo 80 del Eje espiritual dice:


«La Esencia de los cinco órganos Yin y de los
seis órganos Yang fluye hacia arriba 
para irrigar a los ojos»

En especial, la Esencia de los Riñones nutre los ojos, así que muchas enfermedades crónicas oculares están relacionadas con el declinar de la Esencia de Riñon. 

El Corazón está también muy estrechamente ligado a los ojos. 

En el capítulo 80 del Eje espiritual dice: 


«Los ojos reflejan el estado del Corazón, que atesora la Mente»

Y en el capítulo 81 de las Preguntas sencillas: 


«El Corazón concentra la Esencia dé los cinco órganos Yin,
y esto se manifiesta en los ojos»

Por tanto, los ojos reflejan también el estado de la Mente y del Corazón. 

En conclusión, los Riñones y el Corazón son los otros dos órganos Yin —además del Hígado— que más íntimamente relacionados están con los ojos. 

El Fuego de Corazón puede causar dolor y enrojecimiento de los ojos, y la insuficiencia de Yin de Riñón puede dar lugar a una disminución de la vista y a sequedad de ojos.


El Hígado controla las lágrimas

Las lágrimas son el líquido relacionado con el Hígado. 

En concreto, se relacionan con el Hígado las lágrimas basales (que lubrican los ojos) y las lágrimas reflejas (que se producen cuando un cuerpo extraño entra en el ojo), y no tanto las lágrimas emocionales.

Por ello, una insuficiencia de Sangre de Hígado o de Yin de Hígado puede provocar sequedad de ojos, mientras que un ascenso de Yang de Hígado puede dar lugar a ojos acuosos.

Resumen de sintomas:

  • Sangre de Hígado normal: buena visión.
  • Insuficiencia de Sangre de Hígado: visión borrosa, miodesopsias («moscas volantes»), miopía, ojos secos y arenosos.
  • Insuficiencia de Yin de Hígado: ojos secos y arenosos.
  • Estancamiento de Sangre de Hígado: dolor en el globo ocular.
  • Ascenso de Yang de Hígado: ojos acuosos.
  • Fuego de Hígado: ojos secos e inyectados en sangre (pueden también estar rojos, hinchados y doler).
  • Viento de Hígado: globo ocular que se mueve.
  • Declive de la Esencia de Riñón: problemas oculares crónicos.
  • Fuego de Corazón: dolor y rojez de ojos.
  • Insuficiencia de Yin de Riñon: disminución de la agudeza visual y sequedad de ojos.