Relaciones entre el síndrome de frío y el síndrome de calor

Entre el síndrome de frío y el síndrome de calor, aunque existe una diferencia fundamental en cuanto a las condiciones de yin y yang, los dos están relacionados mutuamente, pueden presentarse juntos en un mismo paciente con manifestaciones muy complicadas, y en ciertas condiciones puede transformarse uno en otro, de modo que se presente síndrome de frío convirtiéndose en calor, y viceversa.

VARIABLES DE FRÍO CALOR

Calor en la parte superior del cuerpo y frío en la inferior:
El paciente puede tener al mismo tiempo manifestaciones de calor en la parte superior del cuerpo y de frío en la parte inferior.
Por ejemplo, agitaciones y calor en el pecho y deseos de vomitar; al mismo tiempo, manifestaciones de frío tales como dolor abdominal que se alivia con el calor y heces blandas o acuosas.

El síndrome de calor en la parte superior y de frío en la inferior es causado por el exceso de yang en
la parte superior y exceso de yin en la parte inferior debido a las complicaciones de calor y frío en etiología y a la disarmonía entre la energía yin y yang en patología.

La presencia de frío en la superficie del cuerpo y calor en el interior
Se presenta en pacientes con calor interno al mismo tiempo por el viento-frío patógeno exógeno, o en una enfermedad en que el factor patógeno exógeno penetra en el interior del cuerpo, convirtiéndose
en calor, y sigue el frío exterior.
Por ejemplo, en un niño enfermo con calor interno causado por el estancamiento de alimentos que es
atacado a la vez por el viento-frío patógeno exógeno, en la práctica clínica se puede observar plenitud abdominal, irritabilidad, saburra amarilla causados por el calor interno, debido al estancamiento de alimentos, y al mismo tiempo se ve también fiebre y aversión al frío, dolor en el cuerpo y otros síntomas causados por el frío externo; este caso corresponde al síndrome de frío exterior y el calor interior.

La presencia de calor exterior y frío interior 
Se observan con frecuencia en pacientes que tienen diariamente frío interno y que son atacados por el viento-calor; se les presenta fiebre, dolor de cabeza, aversión al viento y dolor e hinchazón en la garganta, síntomas de calor exterior, y, al mismo tiempo, se observan miembros fríos, diarrea y falta de sed, síntomas de frío interior.

En pacientes con síntomas de calor exterior, si se les aplica demasiada cantidad de medicamento de naturaleza fría que perjudica la energía yang (función vital) del bazo y del estómago, se pueden
presentar síndromes tanto en la superficie como en el interior del cuerpo humano y se manifiestan como calor exterior y frío interior.

TRANSFORMACIÓN

Primero se presenta el síndrome de frío y luego el síndrome de calor, y una vez aparecido el segundo,
el primero desaparece; esto se debe a la transformación del frío en calor.
En un paciente atacado por el frío patógeno exógeno se observan síntomas del síndrome de frío, tales como fiebre, aversión al frío, sin sudor, saburra blanca, pulso superficial y tenso.
Con el desarrollo del cambio patológico, el frío patógeno penetra en el interior para convertirse en calor, y, mientras tanto, desaparecen los síntomas tales como aversión al frío, pero sigue la fiebre, y a continuación se presentan síntomas de calor tales como agitación, sed y saburra amarilla, lo que demuestra que el síndrome de frío se ha convertido en síndrome de calor.

Si se presenta primero el síndrome de calor y después el síndrome de frío, y en cuanto aparece el segundo desaparece el primero, quiere decir que el síndrome de calor se convierte en el síndrome de frío.
Por ejemplo, en un paciente con fiebre alta, como suda  sin cesar y de manera profusa, yang se escapa junto con el sudor; o, por el excesivo vómito, se pierde con los líquidos corporales; se observan
en seguida miembros fríos, cara pálida y pulso profundo y tardío; todo ello indica que el síndrome de calor se está convirtiendo en síndrome de frío.

La transformación del síndrome de frío en síndrome de calor, y viceversa, requiere ciertas condiciones, sobre todo depende de la correlación de fuerzas entre los factores patógenos y
los factores antipatógenos.

En general, el síndrome de frío se convierte en síndrome de calor cuando el cuerpo tiene suficiente resistencia y mantiene hiperactiva la energía yang, razón por la cual el factor patógeno se convierte
en calor. Y en un caso de síndrome de calor, si los factores antipatógenos no pueden vencer a los factores patógenos y la energía yang se consume, el síndrome de calor se convierte en el síndrome de frío.

Síndrome de calor verdadero y frío falso (ficticio) o de frío verdadero y calor ficticio: 
Este tipo de síndrome se presenta en el desarrollo de la enfermedad, sobre todo en el período
grave.
En la práctica clínica se observan miembros fríos, pulso profundo, síntomas de frío, pero los miembros fríos se presentan a la vez que el calor en el cuerpo, sin aversión al frío, sino al calor, el pulso es profundo, pero a la vez rápido y fuerte; sobre todo se presenta también agitación, sed con
deseo de tomar bebidas frías, sequedad en la garganta, olor fétido en la boca, delirio, orina escasa y roja, heces secas o disentería de calor con tenesmo, lengua de color rojo oscuro, saburra amarilla y seca, etc.
En este caso, los síntomas tales como miembros fríos o pulso profundo son síntomas de frío falso, y el calor interno es lo fundamental de la enfermedad.

El síndrome de calor verdadero y frío falso es causado por el exceso de calor interno que encierra al yang en el interior impidiéndole que llegue a las extremidades, es decir, es una manifestación de
yang excesivo en el interior que rechaza a yin en la superficie, por lo tanto, se le denomina también «yang predominante tapado por yin»; de acuerdo con la presencia de miembros fríos a causa del exceso de calor debido al estancamiento de yang, frecuentemente se le conoce también como
«miembros fríos causados por yang» o por el calor.

El síndrome de frío verdadero y calor falso es un síndrome de frío interno con manifestaciones de calor falso.
Este tipo de síndrome es causado por el exceso de frío interno que rechaza al yang, y se le denomina «yin predominante tapado por yang».
Las manifestaciones  clínicas son calor en el cuerpo, cara roja, sed, pulso notable, síntomas todos de calor, con calor en el cuerpo; sin embargo, el paciente quiere abrigarse, tiene sed de bebidas
calientes, el pulso es notable pero sin fuerza; al mismo tiempo se observan también miembros fríos, orina clara, diarrea, lengua pálida con saburra blanca y síntomas de frío.

Como consecuencia del análisis que acabamos de hacer podemos saber que el calor verdadero y el frío falso, y viceversa, son indicaciones de la falta de coincidencia de las manifestaciones
exteriores con la esencia de la enfermedad. Aquí lo verdadero es lo fundamental, es la esencia de la enfermedad, y todo lo demás es un falso fenómeno que aparece en cierto período del desarrollo de la enfermedad.

Para diferenciar este tipo de síndromes se debe efectuar una observación referente a los siguientes aspectos:

Las manifestaciones falsas se presentan sobre todo en los miembros, en la piel y en el color de la cara, y los cambios en los zang-fu (visceras y órganos), en qixue (energía y sangre) y jinye (líquidos corporales) reflejan lo fundamental de la enfermedad, razón por la cual la diferenciación debe basarse sobre el síndrome interior, el pulso y la saburra.

Las manifestaciones falsas son diferentes de las verdaderas; por ejemplo, la cara roja de la manifestación falsa se ve rosada sólo en la parte malar, y ese rubor aparece y desaparece
a ratos, no es igual que la cara roja de la manifestación verdadera. El frío falso se manifiesta en los miembros fríos, pero al mismo tiempo en el pecho y el abdomen no se siente frío, sino calor, o incluso aunque sienta frío en el cuerpo el enfermo no se quiere abrigar; en eso reside la diferencia
respecto del frío verdadero, que se manifiesta de modo que el paciente se acuesta encogido, siente deseos de abrigarse y gusto por el calor.