Los Riñones controlan la "puerta de la vida"

La primera mención de la Puerta de la Vida aparece en el Clásico de las dificultades, principalmente
en los capítulos 36 y 39. En el capítulo 36 dice: 


«Los Riñones no son verdaderamente dos, ya que el Riñón
izquierdo es el Riñón verdadero y el Riñón derecho es
la Puerta de la Vida. La Puerta de la Vida es la residencia
de la Mente y está relacionada con el Qi Original;
en hombres almacena la Esencia y en mujeres
está conectada con el útero. Por ello solamente hay un Riñón»

En el capítulo 39 dice: 


«¿Por qué los textos clásicos afirman que hay cinco órganos Yang y seis órganos Yin?
Los órganos Yin son seis debido a que hay dos Riñones.
El Riñón izquierdo es el Riñón verdadero, y el Riñón derecho 
es la Puerta de la Vida... 
la razón por la cual hay seis órganos Yang es que cada uno de los cinco órganos
Yin tiene un órgano Yang correspondiente, 
además de otro órgano Yang extra denominado San Jiao»


Migmen, la puerta de la vida
Ambos pasajes muestran con claridad que, según el Clásico de las dificultades, la Puerta de la Vida corresponde al Riñón derecho, y es, por tanto, funcionalmente inseparable de los Riñones. El libro Pulse Classic, escrito por Wang Shu He durante la dinastía Han, confirma esta idea al asignar los Riñones y la Puerta de la Vida a la posición Trasera (proximal) derecha del pulso. Chen Wu Ze, de la dinastía Song, escribió:


«Los antiguos consideraban
el Riñón izquierdo como 
el Riñón verdadero,
relacionado con la Vejiga,
y el Riñón derecho como la
Puerta de la Vida, 
relacionado con el San Jiao»

Sin embargo, durante varios siglos y hasta la dinastía Ming, los autores médicos no presentaron casi nunca la Puerta de la Vida como una entidad separada de los Riñones, sino que simplemente se referían a la Puerta de la Vida como el «Qi de Riñon»

Con la llegada de la dinastía Ming, el concepto de la Puerta de la Vida fue ampliamente desarrollado, y las teorías emergentes diferían de aquellas presentadas en el Clásico de las dificultades. Bajo la dinastía Ming, los médicos chinos ya no consideraban la Puerta de la Vida como parte del Riñon derecho, sino que para ellos la Puerta de la Vida se situaba entre ambos Riñones. Zhang Jie Bin (1563-1640) dijo: 


«Hay dos Riñones... la Puerta de la Vida se sitúa entre ellos... 
la Puerta de la Vida es el órgano del Agua y del Fuego, 
es la residencia del Yin y del Yang, el Mar de la Esencia, 
y determina la vida y la muerte»

Li Shi Zhen dijo también que la Puerta de la Vida se ubicaba entre los dos Riñones.

Zhao Xian He fue el médico que trató con mayor detalle el concepto de la Puerta de la Vida, en su libro Medicine Treasure (Yi Gui), publicado en 1687. La mayor parte de este libro trata sobre los aspectos fisiológicos y patológicos de la Puerta de la Vida. Zhao Xian He consideraba también que la Puerta de la Vida se localizaba entre los dos riñones, y escribió que la Puerta de la Vida es la fuerza motriz de todas las actividades funcionales del cuerpo, el Fuego fisiológico fundamental para la vida. 

Este Fuego es también llamado «Fuego Verdadero» o «Fuego Ministerial» (en un sentido diferente al que se le atribuye a veces al Pericardio). La importancia de la naturaleza de Fuego de la Puerta de la Vida es que suministra el calor necesario para todas las funciones corporales y para la Esencia de Riñon en sí. 

Los Riñones difieren del resto de los órganos en tanto que son el origen del Agua y del Fuego del cuerpo, del Yin Primario y del Yang Primario. La Puerta de la Vida es la encarnación del Fuego en los Riñones, y el Fuego Ministerial representa una forma especial de Fuego que no solamente
no logra agotar el Agua, sino que además puede generarla

En este sentido, la teoría de la Puerta de la Vida varía con respecto a aquella de los Cinco Elementos; según esta última, el Fuego viene del Corazón y no de la Puerta de la Vida (es decir, de los Riñones). Ambas teorías surgen de dos puntos de vista diferentes igualmente válidos.
De hecho, los dos Fuegos (del Corazón y de los Riñones) son denominados Fuego Imperial y Fuego Ministerial respectivamente. Sin embargo, en la práctica clínica, la teoría que atribuye el origen del Fuego a la Puerta de la Vida (y consecuentemente a los Riñones) tiene mayor relevancia y se emplea con más frecuencia a la hora de tratar patologías surgidas a raíz de una insuficiencia de Yang de Riñón y de una debilidad del Fuego Ministerial.

Por ejemplo, cuando el Yang de Bazo y de Riñón se agotan y el Fuego Ministerial es débil, y el paciente presenta cansancio, agotamiento, edema, etc., es necesario tonificar el Fuego Ministerial de los Riñones y no el Fuego (Imperial) del Corazón.

Las funciones principales de la Puerta de la Vida se exponen a continuación:

Es la raíz del Yuan Qi (Qi Original)
La Puerta de la Vida y el Yuan Qi están relacionados con los Riñones y son interdependientes. El Yuan Qi es una forma de Esencia activada dinámicamente que presenta muchas funciones, entre ellas la de ayudar a la producción de Sangre. El Yuan Qi depende del calor para llevar a cabo sus funciones, y ese calor es suministrado por la Puerta de la Vida. Si el Fuego de la Puerta de la
Vida es insuficiente, el Yuan Qi sufrirá, lo cual llevará inevitablemente a una insuficiencia general de Qi y de Sangre.

Es la fuente del Fuego (fisiológico) de todos los Órganos Internos 
Todos los órganos dependen del calor que proporciona el Fuego de la Puerta de la Vida para su buen funcionamiento.
El Bazo necesita ese calor para transformar y transportar las esencias de los alimentos; el Estómago
lo necesita para descomponer y madurar la comida; el Corazón lo requiere para albergar la Mente; los Intestinos, para mover los alimentos y las heces; la Vesícula Biliar, para secretar la bilis, y el San Jiao, para transformar y excretar los líquidos.
Si el Fuego de la Puerta de la Vida declina, la actividad funcional de todos los órganos se verá afectada, y se producirá cansancio, depresión, falta de vitalidad, negatividad y una pronunciada sensación de frío.

Calienta el Jiao Inferior y la Vejiga
El Jiao Inferior transforma y excreta los líquidos con la ayuda de la Vejiga. El calor de la Puerta de la Vida es indispensable para la transformación de los líquidos en el Jiao Inferior. Si el Fuego de la Puerta de la Vida es débil, el Jiao Inferior y la Vejiga carecerán del Calor necesario para transformar los líquidos, que se acumularán y darán origen a Humedad o a edemas.

Calienta el Estómago y el Bazo para facilitar la digestión
El calor es indispensable para que el Bazo pueda llevar a cabo sus funciones de transporte, de separación y de transformación. Estas acciones necesitan el calor que suministra la Puerta de la Vida. Si el Fuego de la Puerta de la Vida es insuficiente, el Bazo no puede transformar el alimento y el Estómago no puede digerir la comida, lo que provocará diarrea, cansancio, sensación de frío y
extremidades frías.

Armoniza la función sexual y calienta la Esencia y el Útero
El Fuego de la puerta de la Vida es indispensable tanto para una función sexual sana como para calentar la Esencia y el Útero. El Fuego de la Puerta de la Vida (Fuego Ministerial) podría considerarse como la parte Yang de la Esencia. La actividad sexual, la fertilidad, la pubertad y la menstruación dependen del Fuego de la Puerta de la Vida. Si este Fuego de la Puerta de la Vida declina, la Esencia en hombres y el Útero en mujeres se volverán fríos, causando impotencia e infertilidad en hombres, y falta de deseo sexual e infertilidad en mujeres.

Ayuda a los Riñones en su función de recepción del Qi
La función de recepción del Qi depende del Yang de Riñón, que a su vez necesita del Fuego de la Puerta de la Vida para poder realizar sus funciones. Para que el Yang de Riñón funcione con normalidad, es necesario que exista una comunicación entre el Zong Qi (Qi de Reunión)
del tórax, y el Yuan Qi del abdomen inferior, que a su vez depende del calor de la Puerta de la Vida para su actividad.
Si el Fuego de la Puerta de la Vida es deficiente, la capacidad de los Riñones para recibir el Qi estará impedida, dando lugar a falta de aliento, asma, sensación de opresión en el tórax y manos frías.
Ayuda al Corazón en su función de albergar la Mente

El Fuego de la Puerta de la Vida tiene que ascender desde los Riñones y comunicarse con el Corazón para suministrarle el calor necesario para que pueda llevar a cabo sus funciones. Por ello el Fuego de la Puerta de la Vida ayuda al Corazón a albergar la Mente. Esto significa que el Fuego de la Puerta de la Vida ejerce una influencia considerable sobre el estado mental y la felicidad.

Si el Fuego de la Puerta de la Vida es insuficiente, el Corazón no podrá albergar la Mente y la persona se encontrará deprimida, infeliz y sin vitalidad. Al contrario, si el Fuego Ministerial de la Puerta de la Vida se vuelve patológico (por problemas emocionales, por ejemplo), llameará hacia arriba hostigando al Corazón y al Pericardio.