Los Pulmones gobiernan el Qi y la respiración


Esta es la función más importante de los Pulmones, ya que a partir del aire los Pulmones extraen el «Qi puro» para todo el cuerpo, que se combina posteriormente con el Gu Qi (Qi de los Alimentos) procedente del Bazo; la unión del aire de los Pulmones con el Gu Qi que proviene del Bazo constituye el Zong Qi (Qi de Reunión) 


Cuando decimos que los Pulmones gobiernan la respiración, nos referimos a que inhalan «Qi puro» (aire) y a que exhalan «Qi impuro». 

El constante intercambio y renovación del Qi que efectúan los Pulmones asegura el buen funcionamiento de todos los procesos fisiológicos del cuerpo, cuyo elemento básico es el Qi. En el capítulo 5 de las Preguntas sencillas dice: 

«El Qi Celestial va a los Pulmones». 

En este contexto, «Qi Celestial » significa aire

La segunda manera en la que los Pulmones gobiernan el Qi es a través de su proceso de formación.

El Gu Qi (Qi de los Alimentos) es extraído de los alimentos por el Bazo. Este Qi se dirige hacia los Pulmones, donde se combina con el aire inhalado para así formar el Zong Qi (Qi de Reunión) 
Como este proceso tiene lugar en el tórax, el tórax se denomina también «Mar del Qi» o «Mar Superior del Qi» (en oposición al «Mar Inferior del Qi», situado por debajo del ombligo). 

El Zong Qi a veces es denominado «Gran Qi torácico».

Tras la formación del Qi, los Pulmones lo difunden por todo el cuerpo para nutrir los tejidos y estimular todos los procesos fisiológicos.
En el capítulo 56 del Eje espiritual dice: 

«El Gran Qi se reúne sin moverse para acumularse en el tórax; 
se llama Mar del Qi y sale de los Pulmones, va hacia la
garganta y facilita la inhalación y la exhalación»

El Zong Qi (o Gran Qi) reside en el tórax y ayuda a las funciones de los Pulmones y del Corazón, favoreciendo una buena circulación hacia las extremidades y controlando la fuerza de la voz. 

Un Qi de Pulmón débil puede, en consecuencia, ocasionar cansancio, voz débil y una leve falta de aliento.

Debido a su papel de extracción del Qi del aire, los Pulmones representan el órgano Yin más «externo»; son la: conexión entre el cuerpo y el mundo exterior. 
Por eso este órgano es fácilmente atacado  por los factores patógenos externos.
A los Pulmones se les llama a veces el órgano «delicado», debido a su fragilidad y vulnerabilidad ante la invasión de factores climáticos.