Funciones del intestino grueso

Intestino grueso
La función principal del intestino grueso es la de recibir los alimentos y las bebidas del intestino delgado. Después de haber reabsorbido una parte de los líquidos, excreta las heces.

La teoría médica china es por lo general extremadamente breve con respecto a las funciones del intestino grueso, no porque sus funciones no sean importantes, sino porque muchas de las funciones atribuidas al intestino grueso por la medicina occidental son atribuidas al bazo y al hígado desde la perspectiva médica china. 

El bazo controla la transformación y el transporte de los alimentos y líquidos en todo el sistema digestivo, incluidos el intestino delgado y el intestino grueso. 


Por esta razón, en condiciones patológicas, síntomas y signos tales como la diarrea, las heces sueltas, y la sangre o las mucosidades en las heces son generalmente atribuidas a un desequilibrio del bazo, mientras que síntomas como la distensión o el dolor abdominal y el estreñimiento suelen deberse a una  patología del hígado. 
En otras palabras, en condiciones patológicas, los síndromes de intestino grueso suelen ser subsíndromes de bazo o de hígado.

El intestino grueso controla el tránsito y el pasaje
El Intestino grueso recibe el alimento digerido del intestino delgado y lo transforma en heces, garantizando que estas sean movidas y dirigidas hacia abajo. 
Por este motivo, se dice que controla el "tránsito y el pasaje". 

En el capítulo 8 de las preguntas sencillas dice:

"El intestino grueso es el oficial a cargo del tránsito y del pasaje"

Por tanto, en el contexto del "mecanismo del Qi", el Qi de intestino grueso ejerce un claro movimiento de descenso. 
En primer lugar, el estancamiento del Qi afecta por lo general al intestino grueso causando una interrupción en la circulación descendente del Qi, lo cual da lugar a distensión abdominal y a un posible estreñimiento.
En segundo lugar, el Qi de intestino grueso puede "hundirse" y provocar prolapsos rectales o sangre en las heces; este síndrome se asociaría siempre a un hundimiento del Qi de bazo. 

El intestino grueso transforma las heces y reabsorbe los líquidos
El intestino grueso realiza la transformación final de los alimentos digeridos en heces para ser excretados. Al formar las heces, el intestino grueso reabsorbe parte de los líquidos.
La reabsorción debe ser equilibrada; si es excesiva, las heces estarán secas, y si es demasiado escasa, las heces estarán sueltas.
En el capítulo 10 del Eje espiritual dice:

"El intestino grueso... provoca patologías de los líquidos"

El libro 10 Books by Dong Yuan (Dong Yuan Shi Shu), publicado en 1952 pero escrito tres siglos antes, señala:

"El intestino grueso pertenece al tronco celeste Geng, 
que es regido por la sequedad, pero que gobierna los líquidos [...] 
mueve los líquidos"

Este pasaje resulta interesante, en tanto que expone que el intestino grueso es "regido" por la sequedad pero controla los líquidos. Dicho de otra forma, en términos médicos occidentales, reabsorbe los líquidos, logrando así su equilibrio; de este modo, las heces no estarán ni demasiado secas (causando estreñimiento) ni demasiado húmedas (causando heces sueltas)

Relación entre el intestino grueso y el aspecto mental
El principal aspecto mental-emocional del intestino grueso es la influencia que ejerce sobre nuestra capacidad de "soltar" y de no vivir en el pasado. Varios de los puntos de intestino grueso actúan sobre nuestra capacidad de soltar y muchos otros calman la mente. 

IG 4 Hegu es un punto perfecto para actuar sobre nuestra capacidad de "soltar" y para calmar la mente.

Sueños:
En el capítulo 43 del Eje espiritual dice:

"Cuando el intestino grueso es insuficiente, uno sueña con campos abiertos".

Relación de Intestino grueso con los pulmones
Los canales de pulmón e intestino grueso están relacionados interior-exteriormente. Dicha relación es importante para la ejecución de tareas corporales comunes; el descenso del Qi de pulmón suministra al intestino grueso, el Qi necesario para el esfuerzo que supone la defecación.

Si el Qi de pulmón es deficiente, no puede suministrar suficiente Qi al intestino grueso para la función de defecación y se producirá estreñimiento. Este hecho suele manifestarse frecuentemente en ancianos, cuyo Qi de pulmón se va debilitando. 

A la inversa, la capacidad del pulmón para hacer descender el Qi depende del papel que desempeña el intestino grueso está impedida y hay estreñimiento, el estancamiento de los alimentos en el intestino grueso puede alterar la función de descenso de los pulmones y dar lugar a una falta de aliento.

Como los pulmones controlan la piel, el intestino grueso ejerce también una influencia sobre esta. 
En el capítulo 47 del  Eje espiritual dice:

"Los pulmones están relacionados con el intestino grueso, 
que influye sobre la piel. Cuando la piel es gruesa [indica que] 
el intestino grueso es compacto; cuando la piel es fina [indica que]
el intestino grueso es fino; cuando la piel está suelta  [indica que] 
el intestino grueso es grande y largo; cuando la piel está tirante [indica que]
el intestino grueso es tenso y corto; cuando la piel es resbaladiza [indica que]
el intestino grueso es recto; cuando la piel y la carne no pueden separarse
[a la palpación], [indica que] el intestino grueso está enroscado"

Este pasaje resulta interesante, porque establece una conexión entre el intestino grueso y la piel (aunque todo apunta a que el texto se refiere específicamente a la piel del abdomen)