Funciones de la vesícula biliar

ubicación de la vesícula biliar
La vesícula biliar almacena y excreta la bilis
La vesícula biliar recibe la bilis del hígado y la almacena para ser excretada según se necesita durante el proceso digestivo. 
Bajo este punto de vista, el papel de la vesícula biliar es idéntico al que se le atribuye en medicina occidental. 
La vesícula biliar es el único órgano yang que almacena un líquido "limpio" como la bilis, en lugar de sustancias "sucias" como los alimentos, las bebidas y sus desechos. los textos clásicos siempre han hecho hincapié en la "pureza" de la bilis como líquido valioso.
En el capítulo 2 del Eje espiritual se denomina a la bilis "esencia central" (Zhong jing): 


"La vesícula biliar es el órgano de la esencia central"

Es necesario señalar que la palabra "esencia" se emplea en este contexto como un término para referirse a un líquido puro y refinado, y no a la esencia que se relaciona con los riñones.

El hígado genera la bilis y esta es almacenada por la vesícula biliar. Los chinos de la antiguedad eran conscientes  de ello como lo demuestra la obra Pulse Classic:


"El exceso de Qi del hígado va hacia la vesícula biliar, 
donde se junta para formar la bilis"

La bilis entra en los intestinos para facilitar la digestión. Es interesante constatar que los antiguos médicos chinos se referían a la función de la vesícula biliar de ayudar al proceso digestivo como el "Qi de la vesícula biliar" o también como el "fuego de la vesícula biliar".
El término fuego no debe ser interpretado como fuego en el contexto de los cinco elementos ni como un fuego patológico, sino como un fuego ministerial que surge de entre los riñones y asciende hacia el hígado, la vesícula biliar, el San Jiao y el pericardio.

En este contexto, por lo tanto, la vesícula biliar es como un emisario del fuego ministerial que surge de los riñones; el fuego ministerial de la vesícula biliar calienta el bazo y los intestinos para facilitar la digestión.

Bajo la óptica de los cinco elementos, el hígado y la vesícula biliar pertenecen a la madera y el Qi de la vesícula biliar forma parte de la libre circulación del Qi del hígado; este último, estimula la secreción de la bilis hacia la vesícula biliar, así como el flujo de bilis hacia los intestinos. El Qi de vesícula biliar ayuda al ascenso del Qi del hígado.

En el plano físico, el Qi de la vesícula biliar facilita el ascenso y la libre circulación del Qi del hígado en relación con el estómago y el bazo. 
En circunstancias normales, la libre circulación del Qi del hígado ayuda al Qi de estómago a descender y al Qi de bazo a ascender.
En situaciones patológicas, sin embargo, puede hacer lo contrario.

En condiciones normales, la libre circulación de la bilis ayuda a la función digestiva del estómago y el bazo. En caso de patología, cuando el Qi de hígado se estanca y la bilis no fluye con normalidad, las funciones tanto del estómago como  del bazo pueden verse impedidas. 
En especial la capacidad del estómago de dirigir el Qi hacia abajo se verá alterada, dando lugar a náuseas y eructos.

La vesícula biliar controla la decisión
Mientras se dice que el hígado controla la capacidad de organizar y planificar nuestra vida, la vesícula biliar controla la capacidad para tomar decisiones. Ambas funciones tienen que estar en armonía para que podamos planificar y actuar en consecuencia. En el capítulo 8 de las Preguntas sencillas dice:


"La vesícula biliar es como un juez imparcial de quien emana la decisión"


El capítulo 9 enumera las funciones de todos los órganos (omitiendo el pericardio) y, al final, expone:


"Cada uno de los once órganos depende 
del poder de decisión de la vesícula biliar"


Esta afirmación resulta interesante, ya que implica no sólo que la vesícula biliar controla nuestra capacidad de toma de decisiones, sino que el resto de los órganos dependen también de la "toma de decisiones" por parte de la vesícula biliar. En otras palabras, la vesícula biliar es el órgano que "motiva" al resto de los órganos. Pueden emplearse puntos del canal de la vesícula biliar para este fin

La vesícula biliar controla los tendones
Esta función es prácticamente idéntica a la función del hígado de controlar los tendones. La única leve diferencia reside en el hecho de que el hígado nutre a los tendones con su sangre, mientras que la vesícula biliar suministra el Qi a los tendones para garantizar su movilidad y agilidad. 
Esto explica el motivo por el cual el punto Hui (de reunión) de los tendones, VB34 Yanglingquan, está situado en el canal de la vesícula biliar. 

Relación de la vesícula biliar con el aspecto mental 
La vesícula biliar actúa sobre nuestro poder de decisión, sobre la toma de decisiones. Además de controlar la toma de decisiones, se dice que la vesícula biliar proporciona a la persona valentía e iniciativa. 

Por este motivo, existen varias expresiones chinas con respecto a este órgano, como tener "una vesícula biliar grande", refiriéndose a alguien valiente, y tener "una vesícula biliar pequeña" en alusión a alguien tímido y asustadizo. 

Esta función de la vesícula biliar es importante en el plano psicológico. Este órgano rige el espíritu de iniciativa, así como el valor para tomar decisiones y realizar cambios. Aunque, como hemos visto ya, los riñones controlan también la determinación y la vitalidad, la vesícula biliar nos permite transformar esta determinación y vitalidad en acciones positivas y decisivas. Por tanto, una vesícula biliar insuficiente provocará indecisión y timidez; aquellos que presenten este síndrome se desanimarán con facilidad ante la mínima adversidad.

La vesícula biliar provee también de valentía para que la mente (Shen), gobernada por el corazón, pueda ejecutar decisiones. 
De este modo queda patente la relación madre-hijo establecida entre la vesícula biliar y el corazón según la teoría de los cinco elementos. 

Si la mente está debilitada debido a una insuficiencia de corazón, suele ser necesario tonificar la vesícula biliar para apoyar al corazón,  suele ser necesario tonificar la vesícula biliar para apoyar al corazón. Otra confirmación de la relación existente entre la vesícula biliar y el corazón es que el canal divergente de la vesícula biliar fluye hacia el corazón. 
Por otra parte, la mente aporta la claridad y sobre todo, la integración y el control necesarios para "moderar" el poder de decisión de la vesícula biliar; sin este control de la mente, la decisión de la vesícula biliar puede convertirse en temeridad

Además, existe otra manera en la cual la vesícula biliar influye sobre nuestra vida mental-emocional. 
El Qi de vesícula biliar ayuda al ascenso del Qi del hígado (relación entre hígado y pulmones). En el plano físico, el Qi de la vesícula biliar ayuda al ascenso y la libre circulación del Qi del hígado con relación al estómago y al bazo. 
El ascenso del Qi de la vesícula biliar posee una implicación psicológica, en tanto que estimula el ascenso y la libre circulación del hígado en el ámbito mental.
El Alma etérea (Hun), que alberga el hígado, proporciona "movimiento" a la mente (Shen) del corazón, y otorga inspiración, planificación, ideas, iniciativas y creatividad. Este movimiento del Hun depende del ascenso del Qi del hígado que a su vez depende de la vesícula biliar.
Si este movimiento del Hun no está presente, la persona tenderá a estar deprimida; en ese caso, el Qi del hígado no asciende lo suficiente y el Qi de la vesícula biliar es débil.
Si el movimiento del Hun es excesivo, la persona puede manifestar un estado ligeramente maniaco. 
Tras haber expuesto el aspecto mental-emocional del corazón (Shen), del hígado (Hun), de la fuerza de voluntad (Zhi) riñones, de la vesícula biliar y del intestino delgado, podemos hacernos una idea de cómo interactúan y se coordinan dichos órganos en el proceso de la toma de decisiones. 

Para poder tomar las decisiones "correctas" necesitamos:

  • La capacidad de poder planificar nuestra vida; tener "sueños" y planes, que son conferidos por el Alma etérea (Hun) del hígado.
  • La motivación y la fuerza de voluntad de querer hacer algo con nuestras vidas; esta facultad es otorgada por la fuerza de voluntad (Zhi) de los riñones
  • La capacidad para discernir entre diferentes asuntos, para analizarlos con claridad, y para distinguir entre lo relevante y lo irrelevante; todo ello lo proporciona el intestino delgado
  • La capacidad de tomar una decisión con determinación una vez que todas las opciones han sido analizadas, así como el valor para llevarla a cabo, facultad conferida por la vesícula biliar. 
  • La integración y dirección que proporciona la mente (Shen) del corazón.


La relación entre la vesícula biliar y los sueños:
La vesícula biliar ejerce una influencia sobre la calidad y la duración del sueño. 
Si la vesícula biliar es deficiente, la persona se despertará pronto por la mañana y no podrá volver a dormirse. 
En el capítulo 43 del Eje espiritual dice:

"Cuando la vesícula biliar es insuficiente, 
se sueña con luchas, juicios y suicidio"


Relación de la vesícula biliar con el hígado
Existe una estrecha relación entre el hígado y la vesícula biliar, tanto anatómicamente como fisiológicamente. Ambos órganos dependen el uno del otro para realizar sus respectivas funciones.
La función de la vesícula biliar de almacenar y liberar la bilis depende de la función del hígado de asegurar la libre circulación de Qi. y a la inversa, el hígado depende del Qi de la vesícula biliar, que le ayuda en su función de garantizar la libre circulación de Qi. Además, el ascenso del Qi de hígado, depende del Qi de la vesícula biliar; dicha dependencia tiene implicaciones tanto físicas como mentales-emocionales.

En el plano psicológico, la influencia del hígado sobre la capacidad de organizar nuestra vida depende de la capacidad de la vesícula biliar para ayudarnos a tomar decisiones.