El Hígado

El Hígado tiene muchas funciones importantes, entre ellas almacenar Sangre, garantizar la libre circulación de Qi en todo el cuerpo y albergar el Hun (Alma Etérea).

La Sangre de Hígado es fundamental para nutrir los tendones lo cual permite que la persona pueda realizar ejercicio físico y para almacenar la Sangre que el Útero necesita para tener un periodo menstrual regular.

La libre circulación de Qi es esencial para todos los procesos fisiológicos corporales de todos los órganos y en todo el cuerpo. En el ámbito psíquico, el Hun juega un papel importante en nuestra vida mental y espiritual, puesto que provee al Shen (Mente) de inspiración, creatividad, sueños vitales y un sentido de dirección en la vida.

El Hígado, y especialmente la Sangre de Hígado, es también responsable de nuestra capacidad de recuperar la energía, y contribuye asimismo a incrementar la resistencia
del cuerpo frente a factores patógenos externos.

El Hígado suele compararse con el general de un ejército, puesto que de él depende que las funciones corporales puedan llevarse a cabo, ya que garantiza la libre circulación de Qi en el cuerpo, y de que el Qi fluya en la dirección adecuada (véase debajo). Mientras que en el ámbito físico la «planificación» es el reflejo de la libre circulación del Qi de Hígado por todos los órganos, en el ámbito mental y espiritual el Hígado influye sobre nuestra capacidad de planificación y sobre el hecho de tener un sentido de dirección en la vida; esta cualidad depende principalmente del Hun. Por ello se dice también que el Hígado es el origen del coraje y de la resolución, cuando el órgano goza de buena salud 
No obstante, el coraje depende también del estado de la Vesícula Biliar.
En el capítulo 8 de las Preguntas sencillas dice: 

«El Hígado es como el general de un ejército 
del cual diseña la estrategia»

Debido a esta característica, se dice también que el Hígado influye sobre nuestra capacidad de planificar nuestra vida.