El Bazo controla los músculos y la elevación del Qi

El Bazo controla los músculos y las cuatro extremidades

El Bazo extrae el Gu Qi de la comida para nutrir así todos los tejidos del cuerpo. Este Qi refinado es transportado a través del cuerpo por el Bazo.

Si el Bazo es fuerte, el Qi es dirigido hacia los músculos, y en especial hacia los de las extremidades. 

Si el Qi de Bazo es débil, el Qi refinado no puede ser transportado hasta los músculos, y la persona estará cansada, sus músculos estarán debilitados y, en casos graves, podrían atrofiarse.

El estado del Bazo es uno de los factores más importantes a la hora de determinar la cantidad de energía física que posee un individuo. El cansancio es una queja fre cuente en la práctica clínica, y, en estos casos, siempre hay que tonificar el Bazo.

En el capítulo 44 de las Preguntas sencillas dice: 

«El Bazo gobierna los músculos [...] si el Bazo tiene Calor, 
habrá sed,  los músculos estarán cansados y atrofiados» 

Y en el capítulo 29: 

«Las cuatro extremidades dependen del Estómago para su Qi, 
pero el Qi de Estómago solo puede alcanzar los canales 
a través de la transmisión 
del Bazo. 
Si el Bazo está enfermo, no puede transportar
los líquidos del Estómago 
y, como resultado, las 
cuatro extremidades no pueden recibir el Gu Qi»


El Bazo controla la elevación del Qi

El Bazo ejerce un efecto de «elevación» sobre los órganos; este efecto «elevador» del Qi es otra expresión del ascenso del Qi de Bazo y representa la fuerza que garantiza que los órganos internos se mantengan en su lugar correspondiente

Si el Qi de Bazo es insuficiente y la función de elevación del Qi es débil, puede haber prolapsos de órganos tales como el útero, el estómago, el riñon, la vejiga o el ano.

Aunque la acción elevadora del Qi de Bazo es el factor predominante en la «elevación» de los órganos para que puedan mantenerse en su lugar apropiado, el descenso de Qi es asimismo importante. La coordinación entre el ascenso del Qi claro (de naturaleza Yang) y el descenso del Qi turbio (de naturaleza Yin) desempeña también un papel a la hora de mantener los órganos en su sitio. En algunos casos, el Yang claro no logra ascender debido a que el Yin turbio no desciende; dicho de otra manera, si el Yin turbio no desciende bien, permanecerá
en la parte superior del cuerpo, impidiendo así que el Yang claro ascienda.