El Bazo controla la sangre

«Control», en este contexto, adquiere dos significados distintos: en primer lugar, quiere decir que el Qi de Bazo mantiene, o «contiene» la sangre en los vasos; en segundo lugar, que el Bazo juega un papel importante en la génesis de la Sangre. 

En el capítulo 42 del Clásico de las dificultades dice: 

«El Bazo se encarga de mantener junta la Sangre»

Aunque es el Qi, en general, quien contiene la Sangre en los vasos sanguíneos, es concretamente el Qi de Bazo el que realiza dicha función. 





La función del Bazo de mantener la sangre en los vasos está en estrecha relación con el ascenso del Qi de Bazo; esto quiere decir que el fallo por parte del Qi de Bazo de controlar
la Sangre implicará una incapacidad en el ascenso del Qi de Bazo






Si el Qi de Bazo es bueno, la Sangre circulará normalmente y permanecerá en los vasos sanguíneos. 

Si el Qi de Bazo es insuficiente y no asciende correctamente, la Sangre podría derramarse por fuera de los vasos sanguíneos y dar lugar a hemorragias. 

El fallo en el ascenso del Qi de Bazo y en la función de contención de la Sangre suele provocar sangrados hacia abajo, por ejemplo, del útero, de la vejiga o de los intestinos.

Además de controlar la Sangre y de prevenir hemorragias, el Bazo desempeña también un papel importante en la formación de la Sangre. De hecho, el Bazo extrae el Gu Qi del alimento, lo cual permite la formación de la Sangre en el Corazón con la ayuda del Yuan Qi de los Riñones. El Bazo es, por tanto, el órgano primordial y esencial para la producción de Qi y de Sangre; esta es otra de las razones por las cuales el Bazo se denomina «Raíz del Qi del Cielo Posterior».

En este contexto, la palabra «Qi» que aparece en la expresión anterior debería entenderse en un sentido amplio que incluya la Sangre.

Por ello, si queremos tonificar la Sangre, hay que tonificar siempre el Bazo.

El Bazo juega un papel muy importante en la formación de la Sangre; no obstante, la Sangre menstrual es distinta a la Sangre que se encuentra en otras partes del cuerpo. 
De hecho, la Sangre menstrual se denomina Tian Gui, y deriva de la Esencia de Riñon. El órgano más importante para la génesis de la Sangre menstrual no es el Bazo, sino los Riñones.

Dado que el Bazo es la Raíz del Qi del Cielo Posterior, apoya y nutre el Yuan Qi. Li Dong Yuan (1180-1251), autor del célebre libro Discussions on Stomach and Spleen dice:

«El Yuan Qi solo puede ser fuerte si el Bazo 
y el Estómago no están debilitados y pueden nutrirlo.
Si el Estómago es débil y el alimento no se transforma,
el Estómago y el Bazo se debilitan y no pueden 
nutrir el Yuan Qi, que se vacía, y aparece entonces 
la enfermedad»