Sangre - Xue

La Sangre en medicina china tiene un significado diferente que en medicina occidental. En medicina china, la Sangre es una forma de Qi, aunque muy densa y material.

Además, la Sangre es inseparable del Qi, ya que el Qi infunde vida en la Sangre; sin Qi, la Sangre sería un fluido inerte.

Origen de la Sangre



La Sangre deriva mayoritariamente del Qi de los Alimentos que produce el Bazo. Este órgano envía el Qi de los Alimentos a los Pulmones, y, a través de la acción dinámica del Qi de Pulmón, el Qi de los Alimentos es enviado al Corazón, donde es transformado en Sangre. En el Eje espiritual, capítulo 18, dice:

«El Estómago está en el Jiao Medio, se abre hacia el Jiao Superior, 
recibe el Qi, secreta los desechos y evapora
los fluidos, transformándolos en una esencia refinada. 
Esta esencia se dispersa hacia arriba, hacia los Pulmones,
y es transformada en Sangre» 

En Discussion on Blood Patterns (1884), de Tang Zong Hai, dice:

«El Agua se transforma en Qi, el Fuego
se transforma en Sangre... ¿Cómo podemos decir que el
Fuego se transforma en Sangre? El Fuego y la Sangre
son de color rojo, el Fuego reside en el Corazón, donde
se genera la Sangre que humedece el cuerpo entero. El
Fuego es Yang, y genera la Sangre, que es Yin» 

Según la medicina china, existen otros dos aspectos importantes en la génesis de la Sangre.
El primero es que la transformación del Qi de los Alimentos en Sangre recibe la ayuda del Qi Original. El segundo es que los Riñones almacenan la Esencia que produce la Médula; la Médula, a su vez, genera la médula ósea, que contribuye a la formación de la Sangre. Zhang Lu, médico de la dinastía Qing, en su libro Medical Transmission of the Zhang Family (1695), dice:

«Si el Qi no se agota, devuelve las esencias a los
Riñones para que las transforme en Esencia; 
si la Esencia no está agotada, devuelve la Esencia 
al Hígado para que la transforme en Sangre»

A través de este pasaje, se deduce que los Riñones desempeñan un papel importante en el origen de la Sangre, ya que almacenan la Esencia y son la fuente del Qi Original. Podemos entonces decir que la Sangre se genera por la interacción del Qi del Cielo Posterior del Estómago y del Bazo (que son la fuente del Qi de los Alimentos), con el Qi del Cielo Anterior (puesto que los Riñones desempeñan un papel importante en su formación). Por tanto, para nutrir Sangre, necesitamos tonificar el Bazo y los Riñones.

Funciones de la Sangre

La función principal de la Sangre es nutrir el cuerpo, complementando así la acción nutritiva del Qi. La Sangre es una forma densa de Qi, que fluye con este por todo el cuerpo.
Además de proporcionar alimento, la Sangre ejerce también una función humectante que el Qi no tiene.
La Sangre garantiza que los tejidos del cuerpo no se sequen.
Por ejemplo, la Sangre de Hígado humedece los ojos y los tendones, de manera que los ojos puedan ver adecuadamente y que los tendones sean flexibles y saludables.
La Sangre de Hígado también humedece la piel y el pelo, asegurando así que la piel no esté demasiado seca y que el pelo permanezca brillante y saludable.
La Sangre de Corazón humedece la lengua.
La Sangre es muy importante también en el sentido de que proporciona la base material para la Mente (Shen). - La Sangre es parte del Yin (debido a que es densa y líquida) y alberga y contiene a la Mente.
La Sangre enraiza a la Mente, proporcionando el marco en el que esta puede florecer.

En el capítulo 26 de las Preguntas sencillas dice:

«La Sangre es la Mente de una persona»

Y en el Eje espiritual, en el capítulo 32:

«Cuando la Sangre está en armonía, la Mente tiene una residencia»

Si la Sangre es insuficiente, la Mente perderá su base y se volverá infeliz o inquieta. Esto se manifiesta generalmente en una inquietud caracterizada por una vaga ansiedad, por una leve irritabilidad y por un sentimiento de insatisfacción. Durante la noche, cuando alguien duerme, la Sangre envuelve la Mente y el Alma Etérea, pero si la Sangre es insuficiente, la Mente y el Alma Etérea «flotarán» y la persona no podrá dormir o tendrá múltiples sueños.​


Relación de la Sangre con los Órganos Internos
Corazón
El Corazón gobierna la Sangre y los vasos sanguíneos, que son responsables de su circulación. Como hemos visto, el Corazón es también el lugar donde se produce la Sangre mediante la acción del Fuego de Corazón. El Fuego es Yang y se transforma en Yin (Sangre), y la Sangre enfría el Fuego, previniendo que llamee de manera excesiva. En Discussion on Blood Patterns, escrito en 1884, Tang Zong Hai dice:

«El Fuego es Yang y genera la Sangre, que es Yin. Por otra parte, 
la Sangre nutre el Fuego y se asegura de que el Fuego no llamee, 
mientras que la Sangre humedece el Jiao Inferior. 
La Sangre se almacena en el Hígado y llena el Mar de la Sangre 
y los vasos extraordinarios Chong Mai, Ren Mai y Dai Mai, 
calentando y nutriendo el cuerpo entero... 
Cuando la Sangre humedece el Jiao Inferior y el Mar de la Sangre, 
y el Fuego de Corazón sigue a la Sangre hasta el ombligo, entonces 
la Sangre es floreciente y el Fuego no llamea excesivamente; 
de esta manera, los hombres están libres de enfermedades 
y las mujeres son fértiles» 

Este pasaje deja claro que el Corazón es esencial para la formación de la Sangre, y que debe asimismo fluir hacia abajo, al Jiao Inferior, para interactuar con la Sangre.

El diagnóstico chino por el pulso confirma que el Corazón corresponde a la Sangre, y los Pulmones al Qi.
Puesto que el Corazón se siente en el lado izquierdo y los Pulmones en el derecho, el lado izquierdo puede tomarse como reflejo del estado de la Sangre, mientras que el pulso derecho indica el estado del Qi.

Bazo
El Bazo se relaciona con la Sangre de dos maneras.
En primer lugar, es el origen de la Sangre, ya que produce el Qi de los Alimentos, que representa la base para la formación de la Sangre.
En segundo lugar, el Qi de Bazo garantiza que la Sangre permanezca en los vasos sanguíneos y no rebose. Si el Qi de Bazo es insuficiente, el Qi no puede contener la Sangre y pueden aparecer hemorragias.

Hígado

El Hígado almacena la Sangre; esta función tiene varias facetas.
Primero: desde un punto de vista fisiológico, cuando una persona está erguida y se mueve, la Sangre fluye a los músculos y a los tendones. Al tumbarse, la Sangre vuelve al Hígado. Wang Ping, médico de la dinastía Tang, afirmaba que:
«Cuando una persona se encuentra activa, 
la Sangre circula en los vasos; 
cuando descansa, la Sangre vuelve al Hígado»

Al tumbarnos, la Sangre se regenera en el Hígado, y de ahí la importancia de un descanso adecuado especialmente estando tumbados) si hay una insuficiencia de Sangre de Hígado.

Segundo: la Sangre almacenada en el Hígado tiene también la función de humedecer los ojos, proporcionando así una buena visión, y la de irrigar los tendones, proporcionando así flexibilidad a las articulaciones. En el capítulo 10 de las Preguntas sencillas dice:

«La Sangre va al Hígado durante el sueño para que, 
al recibir un suministro adecuado de Sangre, los ojos puedan ver,
las manos puedan agarrar, los dedos puedan apretar y
los pies puedan andar»

El Eje espiritual, en el capítulo 47, dice:

«Cuando la Sangre está en armonía... 
los tendones son fuertes y las articulaciones son flexibles»

Tercero: otro aspecto importante de la función de Hígado de almacenar la Sangre está relacionado con la fisiología y la patología de la menstruación. La Sangre de Hígado proporciona Sangre al Útero, órgano estrechamente relacionado con el Chong Mai. Este vaso también provee de Sangre al Útero, pero tal suministro también depende de la provisión de Sangre por parte del Hígado. Por ello la Sangre de Hígado es muy importante para una función menstrual regular y saludable.

La importancia de la Sangre de Hígado en la fisiología de la mujer se explica en parte por la estrecha conexión existente entre los Riñones y el Hígado. En medicina china se dice que «los Riñones y el Hígado tienen un origen común». Los Riñones almacenan la Esencia y el Hígado almacena la Sangre. Los Riñones son la madre del Hígado, según la teoría de los Cinco Elementos, y por tanto la Esencia y la Sangre tienen una influencia mutua. La Esencia puede transformarse en Sangre, como acabamos de mencionar; pero por otro lado, la Sangre también alimenta y reabastece la Esencia. La Esencia de Riñón controla la función reproductora; dado que la Esencia de Riñón tiene una influencia sobre la Sangre, la Sangre también juega un papel en la función reproductora de las mujeres. Este papel es más relevante en mujeres que en hombres, ya que la fisiología de las mujeres es más dependiente de la Sangre que la de los hombres.

Por ello se dice que los Riñones y el Hígado tienen un origen común, y que el estado de la Sangre de Hígado es muy importante para la función menstrual de las mujeres.
Por ejemplo, si la Sangre de Hígado es insuficiente, puede llevar a una amenorrea o a periodos escasos; el estancamiento de Sangre de Hígado puede provocar periodos dolorosos.

Aunque la función del Hígado de almacenar la Sangre es fundamental para una función menstrual normal, es conveniente recordar que la sangre menstrual se origina directamente a partir de la Esencia de Riñón. Como expusimos anteriormente, durante la pubertad, la Esencia de Riñón se transforma en Tian Gui (a los 14 años en chicas y a los 16 en chicos). La sangre menstrual es Tian Gui, y, por tanto, un líquido valioso, manifestación directa de la Esencia de Riñón (del mismo modo que el esperma es una manifestación directa de la Esencia de Riñón en hombres)
_______________________________________________________________________________

El Tian Gui representa la sangre menstrual en mujeres y el esperma en hombres. Se origina directamente a partir de la Esencia de Riñon y madura en la pubertad. Por tanto, aunque es Sangre, la sangre menstrual es un fluido más valioso, debido a que deriva directamente de la Esencia de Riñon.
______________________________________________________________________________

Pulmones
Los Pulmones influyen sobre la Sangre de varias formas.
En primer lugar, ayudan al Bazo a enviar el Qi de los Alimentos al Corazón, donde es transformado en Sangre.
En segundo lugar, los Pulmones controlan todos los canales y todos los vasos sanguíneos. Esto significa que los Pulmones infunden Qi en los vasos sanguíneos para ayudar al Corazón en su función de empuje.

Riñones
Como hemos mencionado anteriormente, los Riñones contribuyen de dos formas a la producción de Sangre:
el Qi Original ayuda a la transformación del Qi de los Alimentos en Sangre, y la Esencia de Riñón puede también ser transformada en Sangre.
La implicación clínica de esta idea es que, para nutrir Sangre, es necesario tonificar el Bazo y los Riñones. Sin embargo, de todos los órganos, el Corazón, el Bazo y el Hígado son los más importantes en relación con la Sangre. El Corazón gobierna la Sangre, el Bazo la mantiene en los vasos y el Hígado la almacena.

Relación entre la Sangre y el Qi

Existe una estrecha relación entre el Qi y la Sangre.

La Sangre es una forma de Qi, aunque muy densa. El Qi es Yang en comparación con la Sangre (ya que es más sutil), y la Sangre es Yin en comparación con el Qi (ya que es más densa).

El Qi y la Sangre son inseparables: el Qi Nutritivo circula con la Sangre en los vasos sanguíneos. La estrecha relación entre el Qi y la Sangre se confirma por la ambigüedad con la que los textos clásicos chinos emplean la palabra mai, que significa a la vez un canal por donde circula el Qi y un vaso por donde fluye la Sangre.

La estrecha relación entre la Sangre y el Qi puede observarse en las manifestaciones clínicas que se dan tras una fuerte hemorragia: a menudo, después de una gran pérdida de sangre, la persona desarrolla signos de insuficiencia de Qi, como sudores, falta de aliento y extremidades frías. Por otra parte, una prolongada y profusa sudoración (que agota el Qi) puede acarrear signos de insuficiencia de Sangre, como palidez, entumecimiento, mareos y palpitaciones.

Existen cuatro aspectos de la relación entre el Qi y la Sangre:

El Qi mueve la Sangre
El Qi es la fuerza que mueve la Sangre. Sin Qi, la Sangre sería una sustancia inerte. El Qi Nutritivo está estrechamente vinculado con la Sangre y fluye con ella en los vasos sanguíneos. El Qi de Pulmón infunde el Qi necesario en los vasos sanguíneos.
La relación entre Qi y Sangre se expresa a menudo en el siguiente dicho:

«Cuando el Qi se mueve, la Sangre le sigue», y 
«si el Qi se estanca, la Sangre se coagula».

Si el Qi es insuficiente o se estanca, no puede empujar a la Sangre y esta se estancará también.

El Qi contiene la Sangre
El Qi contiene la Sangre en los vasos sanguíneos, previniendo así hemorragias. Esta función pertenece principalmente al Bazo. Si el Qi de Bazo es insuficiente, el Qi no puede contener la Sangre y podría haber hemorragias. No obstante, el Qi de Riñón juega también un papel importante, el de mantener la Sangre en los vasos del Útero.

Los tres aspectos anteriores de la relación entre el Qi y la Sangre se suelen expresar en el siguiente dicho:
«El Qi es el comandante de la Sangre»

La Sangre nutre el Qi
Mientras que la Sangre depende de las funciones del Qi de generar, empujar y contener, el Qi, por otro lado, depende de la función nutritiva de la Sangre.
La Sangre afecta al Qi de dos formas. Para empezar, el Qi depende de la Sangre para su nutrición. En segundo lugar, la Sangre proporciona una base material y densa que evita que el Qi «flote» y dé lugar a síntomas de Calor por Insuficiencia. Ambos aspectos de la relación entre el Qi y la Sangre se expresan a menudo en el dicho

«la Sangre es la madre del Qi».

Relación entre la Sangre y la Esencia

La Sangre y la Esencia se influyen mutuamente y cada una de ellas puede transformarse en la otra. Como hemos apuntado, por una parte la Esencia juega un papel importante en la formación de la Sangre, y por otra, la Sangre nutre y reabastece continuamente la Esencia.

​Patologías de la Sangre

Insuficiencia de Sangre
La Sangre puede ser insuficiente cuando no se produce en cantidad suficiente, lo cual suele deberse principalmente a una insuficiencia de Qi de Bazo y de Qi de Estómago. No obstante, hay otros órganos implicados, especialmente el Hígado y los Riñones.
La insuficiencia de Sangre que se manifiesta fundamentalmente en la función menstrual a través de periodos escasos o amenorrea se debe generalmente a una insuficiencia de los Riñones y de Hígado.

Calor en la Sangre
La Sangre puede estar caliente, debido primordialmente a un Calor de Hígado. Como el Hígado almacena la Sangre, un calor de Hígado o un Fuego de Hígado se transmitirán a la Sangre haciendo que se vuelva «caliente». En mujeres, el Calor en Sangre suele provocar menstruaciones abundantes. Asimismo, muchas patologías de la piel se deben a un Calor en la Sangre.

Estancamiento de Sangre
La Sangre puede no moverse adecuadamente y estancarse. Puede deberse a un estancamiento de Qi (principalmente de Hígado), al Calor o al Frío. El estancamiento de Sangre suele causar dolor