Principios de Tonificación y Sedación

La tonificación
consiste en aportar energías a un órgano o víscera. Estas energías provienen de su elemento generador, a través del estímulo del punto tonificante de su Meridiano Principal.
Por lo tanto, el método de tonificación está justificado en los vacíos endógenos relacionados con los cinco movimientos. 

El Nei Jing indica:

"Perseguir la Energía"

Lo que significa cuál debe ser la técnica a desarrollar: "ir por detrás", "ir a su alcance".
Para ello se inserta la aguja en el sentido de la circulación de la energía en el meridiano, justo en el punto de tonificación correspondiente, provocando, a través del estímulo manual o con calor o por electroestimulación, una reacción que conlleva la atracción hacia el punto de los aportes energéticos del elemento madre. 

Por esta razón, la tonificación puede definirse como la activación del ciclo Sheng, es decir, la acción de la alimentación definida en la ley de los cinco movimientos.

Entonces, de acuerdo al ciclo de generación se toman los puntos "Shu Antiguos" del meridiano correspondiente al órgano-víscera afectado. Para tonificar, se escoge el punto que corresponde a la "madre". Ejemplo, si pretendo tonificar el Pulmón(como unidad energética) debo encontrar en el Meridiano de Pulmón el punto de Bazo que es el que genera en el ciclo Sheng, esto es el 9P Taiyuan

Se insertará la aguja en sentido favorable es decir hacia los dedos, con una inclinación suficiente para inducir la movilización energética. 
La aguja irá hacia la capa "hombre" después de haber atravesado la capa "cielo" y tocado la capa "tierra"; por tanto, la maniobra consistirá en punturar profundamente de entrada ("Capa tierra") y exteriorizar, luego, ligeramente la aguja hasta la "Capa Hombre", en donde debemos realizar el estímulo
Esquema de la piel











Se realizará un estímulo que provoque la reacción en la zona de la aguja y así lograr la atracción de energías hacia el punto. Este estímulo se logra con la maniobra denominada "dar cuerda al reloj"
Es decir, girar la aguja en sentido de izquierda a derecha y viceversa, al tiempo que procuramos realizar esta acción en sentido dextrógiro (como las agujas del reloj) hasta que "se carga la cuerda". Normalmente el acúmulo energético es tan intenso que impide seguir girando la aguja, lo que no permite la extracción de la misma sin provocar intenso dolor o incluso, desgarro. 

La llegada del Qi (Deqi) nos proporcionará el efecto deseado.

Este estímulo de la aguja produce unos aportes que bien podrán ser suficientes, en caso de tonificación rápida o no, con lo cual nos encontramos en la necesidad de provocar dichos estímulos de manera periódica. El estímulo periódico puede seguir diversos criterios en cuanto a frecuencias, intensidades, etc. En términos generales, va a consistir en mover la aguja a fin de mantener su eficacia y provocar múltiples Deqi y por tanto mayores aportes. 

Este efecto se logra con la manipulación repetida de la aguja conforme al criterio de tonificación.

Se puede sustituir la manipulación manual por un electroestimulador que provoque estímulos en la frecuencia e intensidad deseadas. Este método se denomina electroacupuntura.

A partir de la electroestimulación, empíricamente la tonificación debe realizarse en cuanto a periodo de estímulos con frecuencias bajas (90 ciclos por minuto) y alternando el tren de impulsos; es decir provocar pausas que no permitan un acomodamiento o adaptación al impulso. Esto es lógico porque se presupone que tonificamos una Unidad Energética. que está disminuida y por tanto, los impulsos u ondas que recibe deben ser espaciados y alternos, a fin de permitirle su captación, activándole de manera lenta y progresiva. Es más o menos como darle líquido a una persona deshidratada, sólo se le debe aportar líquido de manera lenta y progresiva hasta recuperar su nivel normal.

Una frecuencia alta de impulsos, pretendiendo tonificar, provocaría un rechazo o la no captación por la Unidad Energética en estado de vacío, y la derivación a otra Unidad energética a través de sus relaciones internas, lo que conllevaría a un empeoramiento del vacío por los posibles efectos de invasión (Cheng) o Inversion (wu)

La Tonificación Rápida

Se utiliza cuando se pretende realizar un efecto previo al tratamiento general, por ejemplo, en los Luo de grupo o en la tonificación previa de un Meridiano Principal o en un punto He de acción especial. 

Consiste en provocar la llegada del Qi (Deqi) y extraer la aguja ayudándose con la presión del dedo pulgar de la mano contraria en la zona de puntura para eliminar el posible dolor y facilitar la extracción, tapando el poro inmediatamente con el mismo dedo a fin de evitar la salida de la energía. 


La Sedación 

Se denomina Sedación al hecho de interrumpir los aportes energéticos que vía Meridiano Principal van dirigidos a estimula la acción de la Unidad Energética. El Nei Jing, refiriéndose a ello habla de:

"Ir en contra de la corriente, ir a su encuentro".

Por lo tanto, en caso de sedación lo que nos interresa es provocar un bloqueo en la circulación de la energía Hacia el órgano o víscera, impidiendo su progresión. 

Bajo este punto de vista, la sedación no se podrá obtener estimulando un punto, puesto que el estímulo implica aporte, sino introduciendo la aguja en sentido contrario al circulatorio.

El punto de sedación del Meridiano, será el siguiente al transmisor, lo que permitirá que la energía sea bloqueada y se distribuya por ley de los cinco elementos impidiendo el estímulo hacia la Unidad Energética correspondiente al meridiano Principal sobre el que se actúa.

El hecho de impedir la circulación hacia el órgano o víscera provocará su desnutrición energética y por tanto su sedación.

Al igual que la tonificación, la sedación implica la manipulación de los puntos "shu antiguos", en razón a la interdependencia de los órganos 

Sedación Rápida
Al igual que en el caso de la Tonificación rápida, se utiliza para regulaciones generales o acciones previas a tratamientos generales (caso particular en los Luo de grupo), en donde el método a utilizar consiste en introducir la aguja (como ya está descrito antes)  con una inclinación de aproximadamente 30 grados sobre el plano de la piel en sentido favorable al circulatorio en los puntos Yang y contrario en los Puntos Yin e incidir en la capa "hombre" retirando seguidamente la aguja al mismo tiempo que se gira en sentido contrario a las agujas del reloj (realizando el efecto de un "sacacorchos") hasta su exteriorización.
Esta manipulación permite realizar un efecto de "succión" de las energías del Meridiano Principal que se evacuarán al exterior a través del poro de incisión, sin dar tiempo para que se genere un estímulo suficiente que pudiera provocar la llegada de aportes de otras vías.

La tradición nos muestra que, aparte de estas acciones básicas, asimismo, se deben tener en cuenta otros factores como la inspiración y la espiración, los horarios, las influencias cósmicas, etc., y que no se duda son de gran interés en la metodología acupuntural.