Neutralización - Shu

El Dao Vital, representado por el QI y el XUE (esto es, energía- sangre) está determinado por la ley universal del Yin - Yang y así, por ejemplo, la actividad funcional requiere la transformación
de nutrientes (Yin) en energía (Yang), se produce una descompensación con disminución del Yin e incremento de Yang.

Sin embargo, la generación tisular o concreción en forma física implica un incremento de Yin y una disminución del Yang. Esta circunstancia de permanente actividad se mantiene en un equilibrio
relativo (dentro de unos márgenes fisiológicos) que permita la mutación, vibración o movimiento. Sobrepasar la banda de tolerancia presupone un estado patológico proporcional a la intensidad
del desequilibrio.

Por ejemplo, el predominio del Yin absorbe el Yang que precisa para concretizarse, con lo cual el Qi general disminuye provocando síndrome Yin o Frío. El predominio del Yang disminuye el Yin, con lo cual el Yang se libera originando un síndrome Yang o Calor.
Tanto el síndrome Frío como el síndrome Calor pueden provocarse por los dos factores siguientes:

a) Acción excesiva de factores patológicos (Xieqi).

b) Disminución de los factores defensivos (Zhengqi).

En el primer caso se presentará patología por exceso (Shi) y en el segundo por insuficiencia (Xu).

Por tanto, el tratamiento deberá de diferenciarse según se encuadre el problema en una u otra clasificación. Y así, para una patología Shi usaremos la dispersión (Xie) y para una Xu utilizaremos
la tonificación (Bu).

Tratar de equilibrar el Yin y el Yang en su amplia gama de manifestaciones a partir de dao vital será el fin terapéutico y, por tanto, la Neutralización, entendida como la búsqueda del equilibrio, se convertirá en la Ley de oro de la terapéutica acupuntural

Una enfermedad Xieqi que se desarrolle, por ejemplo, con crisis aguda de fiebre (patología Shi) evolucionará posteriormente a una patología Xu con descenso de la temperatura corporal, pulso
débil, palidez, etc. Nuestra acción se dirigirá a terapia de dispersión (Xie) en el estado agudo o Tonificación (Bu) en el segundo.

Ello nos indica que el método de tratamiento varía de acuerdo al estado de predominio del Yin o del Yang y que en todo caso deberemos buscar el equilibrio a través de las Leyes de oposición, interdependencia e intertransformación  del Qi y el Xue.

De esta forma el frío lo neutralizamos con el calor, la humedad con la sequedad, el vacío con la plenitud, lo alto con lo bajo, la izquierda con la derecha y, en definitiva, el Yang con el Yin.

El efecto de neutralización o consecución del equilibrio puede estar dirigido a la actuación en todas las vías energéticas tanto de la circulación principal (Meridiano Principal y Luo Transversales) como de la secundaria (Meridianos Tendinomusculares, Luo Longitudinales, Meridianos distintos. y Vasos Curiosos).

La neutralización en las vías secundarias en relación con los procesos de penetración de las energías perversas recae sobre los «Shu Antiguos» correspondientes a la vía principal a la que pertenecen
aquéllos, a fin de activar la energía de polaridad contraria.

Así, por ejemplo, en caso de penetración del frío a nivel de las vías secundarias del Meridiano principal de Pulmón debemos estimular el punto P10 Yuji que es el punto calor del meridiano.
La neutralización no sólo se aplicará a vías secundarias por alteraciones de noxas cósmicas, sino también a las vías principales actuando sobre los diversos factores incidentes que pueden provocar
un desequilibrio.

Vimos en las relaciones descritas en la pentacoordinación, que la modificación de los potenciales humanos está sometida a múltiples parámetros incidentes que forman los atributos del movimiento. Así, un exceso del color verde provoca una hiperactividad del movimiento Madera (en concreto en su raíz Yin), un exceso de dulce en el movimiento Tierra, un exceso de calor sobre el movimiento Fuego, un exceso de nota musical Re sobre el movimiento Agua, un exceso de tristeza sobre el movimiento Metal, etc.

Por tanto, podemos tratar de neutralizar estos predominios de origen cósmico, dietético, psíquico, etc., a través del estímulo del elemento dominante según la pentacoordinación. (Teoría de los cinco elementos) Independientemente de que tratemos de eliminar la noxa o factor incidente mediante medidas profilácticas, ambientales, dietéticas, psicoafectivas, etc., utilizamos el método de neutralización siguiendo la acción inhibitoria del ciclo de control (Ke). Por ejemplo, una circunstancia de excesivo estímulo del Bazo Páncreas. producida por el dulce, la podemos contrarrestar a través de una dieta rica en sabor ácido.





O bien con la estimulación del punto del B1 (Yinbai), que es  el «punto ácido».


Un hiperfuncionamiento del Hígado producido por exceso de color verde se trataría con el color blanco o bien con la estimulación del «punto blanco» del Meridiano Principal del Hígado, esto es el H4 Zongfen. Un exceso de tristeza que ha podido ocasionar un hiperfuncionamiento del Pulmón se trataría con la alegría o bien con la estimulación del «punto alegría» del Meridiano Principal del Pulmón esto es el P10 Yuji, etc.

Vemos, por tanto, que la neutralización es un concepto básico y un método de amplia aplicación en clínica, que se utilizará en  los puntos elegidos de acuerdo con la causa etiológica desencadenante.