Líquidos Orgánicos - Jin Ye

Los Líquidos Orgánicos se llaman Jin-Ye en chino

Origen
Los Líquidos Orgánicos tienen su origen en nuestra comida y en nuestra bebida. Estos son transformados y separados por el Bazo: la parte pura asciende desde el Bazo hasta los Pulmones, que difunden parte de los Líquidos Orgánicos por la piel y envían la parte restante hacia abajo, hacia los Riñones. La parte impura desciende hacia el Intestino Delgado, donde de nuevo se separa en una parte pura y en otra impura. La parte pura de esta segunda separación va a la Vejiga y la parte impura va al Intestino Grueso, que reabsorbe parte del agua. Posteriormente, la Vejiga transforma y separa los líquidos que recibe en una parte pura y en otra impura. La parte pura de los líquidos fluye hacia arriba y sale al Exterior del cuerpo, donde forma el sudor. La parte impura desciende y se transforma en orina.
La Vejiga realiza esta transformación y separación gracias a la fuerza del Qi que recibe del Yang de Riñón; esta función de la Vejiga se denomina «función de la transformación del Qi».
En el capítulo 21 de las Preguntas sencillas dice:

«Los líquidos entran en el Estómago y son separados. 

La parte pura fluye hacia arriba desde el Bazo a los Pulmones,
que la dirigen hacia las Vías del Agua y después hacia abajo, a la Vejiga»


El proceso de formación de los Líquidos Orgánicos es el resultado de una serie de complejos procesos de purificación, a través de los cuales cada uno de ellos separa los líquidos en una parte pura y en otra impura. Por esta razón, los chinos hablan de la parte «pura dentro de la impura» y de la «impura dentro de la pura». La parte pura necesita ser transportada hacia arriba, y la parte impura hacia abajo. Este movimiento depende del correcto ascenso/descenso y entrada/salida de Qi, y es esencial para la correcta transformación de los Líquidos Orgánicos.

Muchos órganos contribuyen a la transformación, transporte y excreción de los Líquidos Orgánicos; sin embargo, el grueso de estas funciones depende principalmente de los Pulmones, del Bazo y de los Riñones.
Los líquidos puros ascienden a los Pulmones, que distribuyen parte al espacio de debajo de la piel y parte hacia abajo, a los Riñones. Por esta razón, los Pulmones se denominan «Fuente Superior de Agua». Los líquidos impuros van hacia abajo, al Intestino Delgado y a la Vejiga; esta última lleva a cabo una posterior separación y transformación. La función de la Vejiga de transformación del Qi es controlada por el Yang de Riñon, y por eso los Riñones se llaman «Fuente Inferior del Agua»

Relaciones con los Órganos Internos

Bazo
El Bazo es el órgano más importante con relación a la fisiología y patología de los Líquidos Orgánicos. Controla la transformación inicial y la separación en partes puras e impuras que acabamos de describir. Asimismo, controla la dirección del movimiento de la parte pura de los líquidos hacia arriba y de la parte impura hacia abajo, en todas las etapas del proceso de producción de los Líquidos Orgánicos. Por esta razón, el Bazo siempre se trata en cualquier tipo de problemas de los Líquidos Orgánicos.

Pulmones
Los Pulmones controlan la dispersión de la parte pura de los Líquidos Orgánicos provenientes del Bazo hacia el espacio de debajo de la piel. Esta acción representa una faceta de la función de dispersión de los Pulmones.
Asimismo, los Pulmones envían parte de los líquidos hacia abajo, a los Riñones y a la Vejiga.
Debido a estas dos funciones, se dice que los Pulmones regulan las «Vías del Agua».

Riñones
Los Riñones son extremadamente importantes en la fisiología de los Líquidos Orgánicos. Para empezar, vaporizan parte de los líquidos que reciben y los envían de nuevo arriba, hacia los Pulmones, para humedecerlos y evitar que se sequen en exceso.
Además, los Riñones, y en especial el Yang de Riñon, controlan muchas etapas de la transformación de los líquidos.
Específicamente:
Proporcionan el calor necesario para que el Bazo transforme los Líquidos Orgánicos; por esta razón, una insuficiencia de Yang de Riñon casi siempre produce una insuficiencia de Yang de Bazo, con la consecuente acumulación de líquidos.
Ayudan al Intestino Delgado en su función de separación de los Líquidos Orgánicos en una parte pura y en otra impura.
Proporcionan Qi a la Vejiga para su función de transformación del Qi.
Ayudan al San Jiao en la transformación y excreción de los líquidos.
Por todas estas razones, el Yang de Riñon es extremadamente importante para la transformación, separación y excreción de los líquidos.

Intestino Delgado
El Intestino Delgado separa los líquidos que recibe del Estómago en una parte «limpia», que va hacia la Vejiga para ser excretada como orina, y otra parte «sucia », que va al Intestino Grueso para ser en parte reabsorbida y en parte excretada a través de las heces
La función del Intestino Delgado de separación de los líquidos es controlada por la acción del Yang de Riñon, que proporciona el Qi y el calor necesarios para que dicha separación pueda tener lugar.

Vejiga
La Vejiga separa los líquidos que recibe en una parte pura y otra impura, y excreta la orina gracias al poder de transformación del Qi.

San Jiao (Triple Calentador)
El San Jiao ayuda en la transformación, transporte y excreción de los líquidos en todas las etapas. En el capítulo 8 de las Preguntas sencillas dice:


«El San Jiao es el oficial a cargo de la irrigación, 
y controla las vías del agua»


El Jiao Superior ayuda al Bazo a dirigir los líquidos puros hacia arriba, y a los Pulmones a dispersarlos al espacio de debajo de la piel. Por esta razón, el Jiao Superior es comparado con una «niebla».
El Jiao Medio ayuda al Estómago en su función de remover los líquidos y de dirigir la parte impura hacia abajo. Por este motivo, el Jiao Medio es comparado con un «estanque fangoso» (en referencia a la función del Estómago de descomponer y de madurar).
El Jiao Inferior ayuda al Intestino Delgado, a la Vejiga y a los Riñones en sus funciones de transformación, separación y excreción de los líquidos. Por ello, se dice que el Jiao Inferior es un «foso de drenaje».
Estómago
A pesar de que el Estómago no parece jugar un papel importante en la transformación de los Líquidos Orgánicos, es sin embargo el origen de los Líquidos Orgánicos. Los líquidos entran primero al Estómago, donde son transformados y separados por el Bazo. Al Estómago le gusta estar relativamente húmedo, a diferencia del Bazo, a quien le gusta la sequedad y se daña por un exceso de humedad.
De hecho, el Estómago sufre con facilidad de un exceso de sequedad, lo cual puede llevar a una insuficiencia de Yin de Estómago.
Por esta razón, alimentos como el arroz o las compotas de avena son beneficiosos para el Estómago; un exceso de comidas muy secas (como alimentos asados o a la parrilla) puede dañar el Yin de Estómago.

Tipos de Líquidos Orgánicos

Existen dos tipos de Líquidos Orgánicos:

Fluidos, llamados en chino JIN.
Líquidos, llamados en chino YE.

El Eje espiritual, en el capítulo 30, dice:

«Los Líquidos Orgánicos que se dispersan en el espacio entre la piel y los músculos 

y salen como sudor, son fluidos[Jin]... cuando la comida entra en el cuerpo 
y el Qi del cuerpo es abundante, los fluidos van a los huesos, permitiendo que 
puedan doblarse; la mente y la médula son irrigados y tonificados por los fluidos, 
y la piel está humedecida; estos son los líquidos [Ye]»



Fluidos (JIN)
Los fluidos (jin) son claros, ligeros y transparentes como el agua, circulan con el Qi Defensivo en el Exterior (por la piel y por los músculos) y se mueven de manera relativamente rápida. Se encuentran bajo el control de los Pulmones, que los difunden por la piel en todo el cuerpo; están también bajo el control del Jiao Superior, que controla su transformación y su movimiento hacia la piel.
Tienen por función humedecer y, en parte, alimentar la piel y los músculos. Estos fluidos, que son exudados como sudor, se manifiestan también bajo la forma de lágrimas, saliva y mucosidades.
Otra función importante de los fluidos es ser un componente de la parte fluida de la Sangre. En otras palabras, estos fluidos licúan la Sangre y previenen su estancamiento.

Líquidos (YE)
Estos líquidos (ye) son más turbios, pesados y densos. Circulan con el Qi Nutritivo en el Interior, moviéndose relativamente despacio. Se encuentran bajo el control del Bazo y de los Riñones para su transformación, y del Jiao Medio e Inferior para su movimiento y excreción. El Eje espiritual, en el capítulo 36, dice:

«El Qi del San Jiao va a los músculos y a la piel, y es transformado en fluidos [Jin], 

Otros fluidos orgánicos no se mueven y son transformados en líquidos [Ye]»



Su función es humedecer las articulaciones, la espina dorsal, el cerebro y la médula ósea. Además, lubrican los orificios de los órganos sensoriales (es decir, los ojos, los oídos, la nariz y la boca).

Relación entre el Qi y los Líquidos Orgánicos

El Qi y los Líquidos Orgánicos están relacionados de muchas maneras.
En primer lugar, el Qi transforma y transporta los líquidos. Este es un aspecto muy importante de la relación entre el Qi y los Líquidos Orgánicos.
Sin la función de transformación y de transporte realizada gracias a la fuerza del Qi, los Líquidos Orgánicos se acumularían y darían lugar a patologías.
En segundo lugar, el Qi también contiene los Líquidos Orgánicos, del mismo modo que contiene la Sangre. Si el Qi es insuficiente, los líquidos pueden salirse, dando lugar a incontinencia urinaria o enuresis (insuficiencia de Qi de Riñón), sudoración espontánea (insuficiencia de Qi de Pulmón) o leucorreas crónicas (insuficiencia de Qi de Bazo).
En tercer lugar, mientras que el Qi produce los Líquidos Orgánicos, estos, por otro lado, juegan un papel menor en la nutrición de Qi. Una insuficiencia de Estómago y de Bazo puede, a largo plazo, causar una insuficiencia de líquidos (ya que el Estómago es el origen de los líquidos).
Además, tras una importante pérdida de líquidos, como ocurre en casos de sudoraciones profusas, el Qi se vuelve también insuficiente y la persona podría presentar miembros fríos, palidez y aversión al frío (es decir, síntomas de una insuficiencia de Yang).
Esto se debe a que los líquidos que conforman el sudor en el espacio entre la piel y los músculos están mezclados con el Qi Defensivo, y una sudoración profusa provoca también una pérdida del Qi Defensivo. Como el Qi Defensivo es de carácter Yang, se dice en medicina china que

«una sudoración profusa daña el Yang». 

El Qi puede también consumirse por un exceso de vómitos; esta idea se refleja en el dicho 

«los vómitos persistentes sin duda agotan el Qi». 

Por otro lado, si el Qi es insuficiente, los líquidos pueden rebosar en forma de sudor; de ahí el dicho 

«la insuficiencia de Qi causa sudoración"

Relación entre la Sangre y los Líquidos Orgánicos

Existe una relación de nutrición mutua entre los líquidos y la Sangre Por una parte, los Líquidos Orgánicos rellenan constantemente la Sangre y la hacen más líquida para que no se coagule o se estanque. El Eje espiritual, en el capítulo 71, dice:

«El Ying Qi segrega los Líquidos Orgánicos 

que entran en los vasos sanguíneos
y son transformados en Sangre»


y en el capítulo:

«Si los Líquidos Orgánicos están en armonía, 

se vuelven rojos y se transforman en Sangre»

Por otro lado, la Sangre puede también nutrir y suplementar los Líquidos Orgánicos. Ambos, Sangre y Líquidos Orgánicos, pertenecen al Yin y son en cierto modo intercambiables. Por esta razón, una pérdida sustancial de Líquidos Orgánicos durante un largo periodo de tiempo, como, por ejemplo, en casos de sudoración espontánea crónica (o cuando se abusa de las saunas), puede llevar a una insuficiencia de Sangre. Al contrario, una pérdida crónica de Sangre, como en casos de menorragia, puede conducir a una insuficiencia de Líquidos Orgánicos y sequedad. Como la Sangre y los Líquidos Orgánicos tienen el mismo origen y se nutren mutuamente, no se deben emplear al mismo tiempo métodos de tratamiento contradictorios como la sudoración y la sangría. Además, si el paciente está sangrando, no se debería inducir la sudoración, mientras que si el paciente suda, el sangrado como método terapéutico está contraindicado. En el capítulo 18 del Eje espiritual se advierte:


«Si hay una hemorragia abundante, no provocar la sudoración; 
si hay una sudoración abundante, no provocar el sangrado»


Y en Discussion on Cold Induced Diseas es:

«En un paciente con una pronunciada insuficiencia

de Sangre, no causar sudoración»