La Urgencia hipertensiva

Urgencia hipertensiva: la elevación brusca de la tensión arterial con cifras por encima de 140 mmHg de la presión sistólica y 90 mmHg de la diastólica, además de cefalea o sin esta, zumbidos de oídos, visión borrosa o malestar general, o ambos, con ausencia de síntomas y signos que traduzcan daño de algún órgano diana como: cerebro, corazón, pulmón, riñones.

Una de las complicaciones agudas más frecuentes la establecen las urgencias hipertensivas, que de no ser tratadas en un período corto, se producen cuadros clínicos más graves de la enfermedad, pues ya existe un daño de los órganos diana y suelen dejar secuelas invalidantes. Cuando este perjuicio se produce, pueden “dar al traste” con la vida del afectado, por lo que se hace necesaria una terapéutica alternativa inocua, económica y de fácil aplicación: la acupuntura, que es un fabuloso aporte de la medicina tradicional oriental debido a su eficacia.

Las alteraciones habitualmente encontradas son: la debilidad del Yin de riñón y el exceso del Yang de hígado, por lo que el tratamiento general es dirigido a sedar el Yang del hígado  y tonificar el Yin del riñón.

· Síndrome de deficiencia del Yin de riñón (insomnio, acúfenos de aparición lenta, hipoacusia, dolor lumbar, miembros inferiores sin fuerza, lengua roja, pulso áspero y tenso).

· Síndrome de hiperactividad fuego de hígado (molestias costales, mareos, vómitos, cefalea, congestión ocular, rubicundez facial, fotofobia, boca seca y amarga, epistaxis, ansiedad, lagrimeo, lengua roja con saburra amarilla, pulso tenso y rápido, irritabilidad).

Tratamiento acupuntural:

· El paciente no debe estar en ayunas.
· La posición correcta debe ser decúbito supino para los síndromes de déficit de Yin de riñón y decúbito lateral para los síndromes de hiperactividad fuego de hígado.
· La medida de asepsia será la desinfección del sitio donde serán insertadas las agujas con alcohol a 86 %.
· La tonificación se hará en un tiempo igual o menor a 20 minutos, se estimularán las agujas cada 5 minutos con estímulos manuales suaves en direcciones a las agujas del reloj.

· La sedación se hará al mantener más de 20 minutos las agujas insertadas, con estimulaciones fuertes cada 5 minutos, en dirección contraria a las agujas del reloj. Se tratará al afectado por medio de los siguientes puntos acupunturales:
Síndrome del déficit de Yin de riñón
R3 (Taixi), B6 (sanyinjiao), PC 6 (Neiguan), DU 20 (Baihui), VB 20 (Fengchi)

Síndrome de la hiperactividad del fuego de hígado
H 2 (Xingjian), H 3 (Taichong), V 18 (Ganshu)
DU 20 (Baihui)PC 6 (Neiguan)R3 (Taixi),  VB 20 (Fengchi) 

Fundamentación de los puntos mediante sus acciones en el organismo:

Déficit del Yin de riñón
R3 (Taixi): Tonificante el Yin de riñón. B6 (sanyinjiao): Tonificante del Yin.PC 6 (Neiguan): Tranquilizante de la mente.DU 20 (Baihui): Equilibrio del Yin y Yang, así como del flujo de sangre al cerebro. VB 20 (Fengchi): Dispersión del calor y activación de la circulación energética de los meridianos de esa región.
Hiperactividad del fuego de hígadoH 2 (Xingjian): Disipa el calor de hígado.H 3 (Taichong): Dispersa humedad.V 18 (Ganshu): Aclara viento fuego en la cabeza.DU 20 (Baihui): Equilibra el Yin-Yang y el flujo de sangre al cerebro.  PC 6 (Neiguan): Tranquiliza la menteR3 (Taixi): Tonifica el Yin de riñón.VB 20 (Fengchi): Dispersa el calor y activa la circulación energética de los meridianos de esa región.

Se plantea que el síndrome de hiperactividad Yang del hígado se debe a la deficiencia del Yin de hígado y el riñón, la pérdida de control sobre el Yang de hígado o la depresión emocional. Estudios realizados reflejan que los riñones vacían el corazón de plenitud, puesto que en el transcurso de la vida presentan deficiencias que alteran el biorritmo, su vacío tiene como consecuencia más inmediata las relaciones con el fuego. El calor en exceso se hace fuego y la expresión de calor en el hígado es la plenitud calor-fuego. Si el Yin está vacío esencialmente en los riñones y el hígado, el resultado será calor-fuego de vacío.

Se expone que es más frecuente el síndrome de hiperactividad de fuego del hígado, que origina la hipertensión arterial, pues en este (máxima expresión de calor) se incluye el exceso de calor entre los factores climáticos y emocionales.

Hay que añadir que cuando existe una urgencia hipertensiva, se necesitan 24 horas para regular la tensión arterial. En la bibliografía médica se plantea que durante la primera hora solo se debe reducir de 20 a 25 % de la tensión arterial, por lo que actualmente se contraindican medicamentos que producen la disminución brusca de esta.
MsC. Grechel Chaveco Bautista, 1 MsC. María Esther Mederos Avila, 2 Dra. Sucel Vaillant Orozco, 3MsC. María del Carmen Lozada Concepción 4 y Dra. Tamara Sánchez Abalo 5
.     1  Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Máster en Urgencias Médicas. Instructora. Policlínico “Julián Grimau García”, Santiago de Cuba, Cuba. 
.     2  Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Máster en Atención Integral a la Mujer. Profesora Asistente. Policlínico Docente “José Martí Pérez”, Santiago de
Cuba, Cuba. 
.     3  Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Instructora. Policlínico “Armando García Aspurú”, Santiago de Cuba, Cuba. 
.     4  Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Máster en Atención Primaria de Salud. Instructora. Policlínico “Josué País”, Santiago de Cuba, Cuba. 

.     5  Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Policlínico Docente “Frank País García”, Santiago de Cuba, Cuba.