El hélix

El primer gran relieve que apreciamos en el pabellón auricular nos recuerda el signo que cierra la interrogación (“?”) y se denomina hélix o hélice (helicis). Recorre todo el borde externo del pabellón auricualr y se divide en tres partes:

Raíz del hélix: se trata de una pequeña prominencia que divide la concha auricular en dos mitades.

Rama montante del hélix: su origen coincide con la base de implantación del pabellón auricular (Punto cero) y asciende en un ángulo de unos diez grados hasta la zona de inflexión llamada rodilla del hélix. Desde ese punto el hélix traza una curva en forma de arco, es el llamado cuerpo del hélix, el cual finaliza en un relieve que suele ser fácilmente apreciable llamado tubérculo de Darwin.

Desde ese punto, el hélix desciende efectuando un amplio arco denominado cola del hélix, la cual se inserta en el lóbulo a través del ángulo hélicolobular.