Zang-Fu (Vísceras y órganos)

La teoría de Zang-Fu se utiliza para investigar la anatomía, las funciones fisiológicas y los cambios patológicos de los órganos internos del cuerpo humano y las relaciones entre ellos.
También es una parte importante de la teoría básica de la fisiología y patología de la medicina tradicional china y constituye una guía importante para la práctica clínica y la investigación de medicinas tradicionales.
La teoría de Zang-Fu comprende los órganos Zang-Fu, órganos extraordinarios, Jing (esencias), Qi (energía), Xue (sangre) y Jinye (líquidos corporales), etc.

El corazón, el hígado, el bazo, el pulmón y el riñón son conocidos como los cinco Zang (órganos), mientras que el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso, la vejiga, la vesícula biliar y el Triple Recalentador son conocidos como los seis Fu (vísceras).

El Cerebro, la médula, los vasos sanguíneos, la vesícula biliar y el útero son conocidos como los órganos extraordinarios, mientras que los cinco sentidos, la piel, el pelo y vello, los tendones, los músculos, los órganos genitales externos y el ano están relacionados con los órganos Zang-Fu.
El Jing, el Qi, el Xue y el Jinye son sustancias básicas que elaboran los diversos órganos y tejidos Zang-Fu y que realizan diversas actividades funcionales; a la vez, son también productos de las actividades funcionales de Zang-Fu.

Zang y Fu son los órganos más importantes en el mantenimiento de los procesos vitales del cuerpo humano y destacan los cinco órganos Zang como principales.

Los órganos Zang son diferentes de los Fu en cuanto a la función fisiológica.

Las funciones fisiológicas de los cinco Zang son almacenar el Jingqi en ellos; están incluidas las substancias esenciales, la energía vital, la sangre y los líquidos corporales que constituyen la base elemental para la producción y el mantenimiento  de las actividades vitales del cuerpo humano.

Estas actividades consumen la energía esencial y la producen a su vez, por medio de las actividades funcionales de los cinco Zang, con el fin de obtener y mantener la suficiente energía (llena) y actividades normales del cuerpo. El desgaste en exceso o la invasión de factores patógenos exógenos trastornas las funciones normales de los cinco órganos Zang y producen enfermedades
Las funciones fisiológicas de los seis Fu (vísceras) son transformar y transportar substancias, o sea, recibir, digerir, transformar y transportar alimentos y bebidas Shi y excretar los desechos a través de las funciones normales de las seis vísceras Fu.

Luego distribuyen (bucang) las substancias esenciales transformadas de los alimentos y bebidas en los cinco Zang para que se conviertan aún más en energía vital y excretar más tarde la orina y la materia fecal transformados de los líquidos y desechos (bucang).
Si ocurre un desequilibrio entre Shi y Bucang, aparecen trastornos de recepción, digestión, transformación y transporte y se producen enfermedades.
Las funciones de los órganos Zang y Fu se relacionan estrechamente, se coordinan fisiológicamente y se afectan patológicamente entre sí.

Existen órganos Fuqiheng. Qiheng significa aquí extraño. Por lo tanto los órganos Qiheng son órganos extraordinarios. Ellos son similares a los órganos Zang en la forma y son similares a las vísceras Fu en las funciones.

Sus funciones fisiológicas son:
El cerebro: Es el mar de la médula, es el órgano que contiene la mente original;
la médula llena el cerebro; los huesos producen la médula y son el soporte del cuerpo humano;
Los vasos son la residencia de la sangre y los pasajes de la circulación de Qi (energía) y Xue (sangre)
La Vesícula Biliar almacena y excreta la bilis y es la residencia de las esencias del Triple Recalentador medio; el útero controla la menstruación y nutre al feto.

En cuanto a las funciones de los otros órganos y tejidos, las de los cinco sentidos son iguales que sus funciones en la medicina occidental; la piel, el pelo y el vello constituyen la superficie del cuerpo y tienen una función defensiva y protectora del cuerpo humano; los tendones y los músculos son tejidos motores de los miembros; los órganos perineales anteriores tienen la función de reproducción y excreción de la materia fecal. Los órganos Fu extraordinarios son diferentes de los otros tejidos corporales en cuanto a la función. Pero se relacionan estrechamente con los Zang y Fu, sobre todo, con las actividades fisiológicas y con los cambios patológicos de los Zang-Fu.

En una palabra, la teoría de los Zang-Fu toma los cinco órganos Zang como los principales asociados con las seis Fu por medio de los meridianos y colaterales, relacionando los tejidos (la piel, los músculos, los vasos, los tendones y los huesos) con los cinco sentidos, y nueve orificios (los ojos, la lengua, la boca, la nariz, las orejas y los órganos perineales anteriores y posterior)
Además, esta teoría toma las esencias, la energía, la sangre y los líquidos corporales como las bases substanciales y demuestra plenamente la importancia del concepto de considerar el cuerpo como un todo integral en la medicina tradicional china.

Cada uno de los órganos Zang-Fu tiene sus características en cuanto a las actividades fisiológicas; a la vez dependen unos de otros y se controlan entre sí, se afectan y se transmiten mutuamente los cambios patológicos.

En la formación de la teoría de Zang-Fu, que contiene un sistema teórico especial en la medicina tradicional china aunque toma las anatomías antiguas como base, lo más importante es tomar las experiencias prácticas adquiridas en la clínica por la observación de los fenómenos fisiológicos y patológicos del cuerpo humano a largo plazo y tomar el concepto de la dialéctica antigua y simple como su guía. Esta teoría no interpreta solamente la fisiología, sino también la patología; no explica solamente los órganos mismos, sino también los órganos y tejidos con los que conectan.
Se constituye así la teoría de los Zang-Fu tomando las cinco vísceras como las principales. A pesar de que los cinco órganos de la medicina tradicional china son parecidos a las vísceras de la medicina occidental en la nomenclatura, son distintos en las funciones fisiológicas y existe mucha diferencia entre las dos medicinas.

Por ejemplo, en la medicina tradicional china, el hígado tiene las funciones de dispersión y drenaje, de almacenamiento de la sangre, de control de los tendones; las funciones del hígado se manifiestan en el brillo de las uñas y se consideran los ojos como su abertura. Entonces, las funciones del hígado son, al echarles una mirada ligera, principalmente funciones parciales del sistema nervioso, circulatorio y digestivo, a diferencia de las funciones del hígado en la medicina occidental. Por eso, se deben entender los Zang-Fu de la medicina tradicional china como una unidad de funciones fisiológicas generales y de cambios patológicos.


Esto es un concepto que requiere entendimiento claro para los que aprendan la teoría de Zang-Fu en la medicina tradicional china, y recomendamos que no los consideren totalmente iguales a las vísceras que mantienen los mismos nombres en la medicina moderna.