EL Shen

En términos generales, el Shen es la vitalidad del organismo.

En un sentido amplio, Shen se refiere a todas las manifestaciones vitales del organismo humano; en este sentido, podemos decir que el Shen es la vida.

En un sentido más concreto, Shen se refiere a las actividades mentales, lo que lo identifica con el espíritu (la mente).

El Ling Shu dice: "El encuentro de los dos Jing hace nacer el Shen"

El Shen proviene del jing congénito y debe estar alimentado constantemente por el Jing adquirido.

Según Lin Shu: "Shen es la quintaesencia de los alimentos"

La relación entre Jing y Shen consiste en que el Jing nutre el Shen, y que el Shen dirige el Jing. Si el Jing es suficiente, la forma corporal es sólida y el Shen es próspero; de lo contrario el Jing está lesionado, la forma corporal se debilita y el Shen se agota. Así mismo, existe una relación muy estrecha entre el Shen y energía: la energía es la fuerza motriz de la vitalidad. El Qi produce el Shen y el Shen dirige el Qi.

Shen, Jing y Qi son las tres joyas de la vida. Para que la salud tenga una base sólida, es necesario que el Jing se mantenga en estado de saturación, que el Qi sea suficiente y el Shen próspero y bien nutrido. Del mismo modo, Jing insuficiente, vacío de Qi o Shen agotado serían las causas de la debilidad y la vejez del cuerpo. Por esta razón, la inspección del Shen nos permite conocer el estado del Jing y del Qi. Además, si el shen está nutrido por los cinco órganos, puede reflejar el vacío o la plenitud de la quintaesencia energética de esos órganos.

"Si los cinco órganos están equilibrados y los vasos sanguíneos están armonizados, entonces el Shen reside en su lugar"
Ling Shu.

"El hombre que posee el Shen tiene asegurado su máximo funcionamiento vital; por el contrario, una deficiencia del Shen conlleva a una existencia pesada"
Su Wen

Con ello confirmamos que la plenitud o debilidad del Shen tiene una enorme importancia para el estado del Zheng Qi Vital y para la gravedad de la enfermedad.

La abundancia de Shen proporciona al sujeto un buen estado general, rasgos físicos y semblantes naturales, mirada despierta, palabra fácil y reacciones rápidas. Cuando el Su Wen nos recuerda la importancia para el óptimo funcionamiento vital, nos dice que si la energía vital aún no se ha debilitado y las funciones fisiológicas de los órganos - entrañas no se han dañado, el estado mórbido estará relacionado con una enfermedad general en la que la recuperación será rápida. Por el contrario, si el Shen se agota, los resultados serán astenia mental, enfriamiento, mirada triste y fija, voz apagada y reacciones lentas. El Su Wen dice que "en este caso la energía vital está alterada, el estado mórbido es grave y la recuperación será difícil e incierta"

ANALISIS DEL SHEN


De Shen
(Tener el Shen)
Shi Shan
(Perder el Shen)
Jia Shen
(Shen falso)
Forma y color
Forma corporal normal, músculos bien desarrollados, tez rosada y reluciente
Adelgazamiento
Tez oscura
En ausencia de Shen, de repente, los pómulos se ponen rojos como si estuvieran maquillados
Mirada
Viva y con brillo
Mirada fija y sin brillo
De repente pasa de tener una mirada fija a tener una mirada con brillo
Estado mental
Mente clara
Facilidad de palabra
Mente confusa, letargo o coma, dificultad en el habla
Mente confusa que recupera de repente la claridad
Respiración
Calmada y regular
Débil o irregular

Postura y gestos
Normales
Anormales

Apetito
Casi normal o normal
Anorexia o no poder comer
Apetito repentino