El Frío Patógeno

El frío es el que predomina en invierno, pero se da también en otras estaciones, sólo que no tanto como en invierno. 

Como factor patógeno existen frío interno y frío externo.

El frío externo indica al factor patógeno exógeno y los síndromes causados por él son “Lesionado superficialmente por el frío” (Shanghan) y “lesionados los órganos internos por el frío patógeno” (Zhonghan)

El frío interno se refiere al que es causado por la deficiencia de Yang en el cuerpo humano. 

El frío interno y el frío externo aunque son diferentes se relacionan y se influencian mutuamente.

Los que tienen frío interno por deficiencia de Yang son fácilmente atacables por el frío patógeno exógeno, mientras que si el frío externo invade al cuerpo y se acumula sin dispersarse, hace daño a Yang y, como consecuencia de ello, se produce frío interno.

El frío es un factor patógeno de naturaleza Yin, que puede dañar el Yang del cuerpo humano; es una muestra del exceso de Yin, es decir, por el exceso de Yin se produce frío.

Yang puede convertirse en Yin, pero si Yin está en exceso, debilita al Yang y hace que no pueda vencer el frío y sea dominado por éste, razón por la cual se deduce que

Por el exceso de Yin, sufre Yang

Si Yang es perjudicado y falla en su función de calentar y transformar, suceden síndromes de frío como la disfunción orgánica. 

Por ejemplo, cuando el frío exógeno ataca la superficie del cuerpo, el factor defensivo es controlado y se presentan aversión al frío; si el frío invade directamente el Bazo y el estómago el Yang (función vital) del Bazo está dañado, y se presenta frío y dolor en la región epigástrica y en el abdomen, vómito y diarrea.

Por la deficiencia de Yang (Función vital) del Riñón y debilidad funcional, sucede la disfunción del calentamiento y trasporte y se presenta aversión al frío, los miembros fríos, frío y dolor en la región lumbar y la espalda, edema y fluido peritoneal, orina profusa, diarrea, etc.

Todas las enfermedades con manifestaciones de excreción de agua clara son causadas por el frío

El frío se caracteriza por estancamiento. Estancamiento significa ausencia de fluidez.

La energía, la sangre y el líquido corporal pueden circular con fluidez por todo el cuerpo gracias a la función de Yangqi, que calienta. Si es deficiente Yang y se da exceso de Yin, y cuando el frío invade los meridianos y se estanca, si se tiene fuera del meridiano, causa escasez de sangre, y se retiene dentro del meridiano, hace que el meridiano sea frío y se contraiga, y a consecuencia de ello, se presentan pulso lento y dolor.

Todos los fenómenos mencionados se deben a la obstrucción en la circulación de la energía y la sangre por el estancamiento de frío, que es causado por el exceso de frío de naturaleza Yin y la debilidad del Yang, que no basta para vencerlo.

Por eso, en la práctica clínica se toma el método de calentar el Yang y dispersar el frío para tratar el mal causado por el frío.

El frío se caracteriza por contracción. Cuando el frío invade el cuerpo, hace que se reduzcan los órganos y causa dolor; por ejemplo, si el frío invade la superficie del cuerpo, los poros se contraen y se obstruye el sistema defensivo, lo que conduce a la aversión al frío y provoca fiebre y sudor, dolor en la cabeza y en todo el cuerpo, pulso tenso. Si el frío se estanca en los meridianos y colaterales y en las articulaciones, se contraen los meridianos, de modo que los miembros tienen la dificultad para extenderse y flexionarse o se sienten fríos.

Síndromes principales de frío:

Viento-frío: Aversión al frío, fiebre sin sudoración, dolor en la cabeza y en el cuerpo, dolor en las articulaciones.

Bi causado por el frío (dolor Bi): Dolor fuerte en las articulaciones que se alivia con calor, y se agrava con el frío o dificultad en extenderse y flexionarse.

Lesión del frío en el bazo y el estómago: Dolor epigástrico y abdominal, vómito, anorexia, borborigmos y diarrea, junto con aversión al frío y dolor en el cuerpo.

Síndrome causado por frío interno: Es una muestra de la involución funcional y por eso se llama también “Frío por la deficiencia”. Por deficiencia de Yang se produce exceso de Yin, y por la disfunción de Yang se produce exceso de Yin, y Yang falla en su función de calentar y nace en el interior el frío. 
Las manifestaciones principales son:

Aversión al frío y gusto por el calor, miembros fríos, vómitos de agua, diarrea, orina profusa y clara, lasitud, frío y dolor en la parte enferma. 

Puesto que en el riñón está almacenado el Yang original, que es el elemento fundamental de la energía de Yang de todo el cuerpo, el síndrome de frío interno debido a la deficiencia de Yang siempre está relacionado con las condiciones del riñón.