Ascenso y descenso

Ascenso, descenso, entrar y salir son las formas básicas de la función del mecanismo qi del cuerpo, y el proceso básico de las actividades de las vísceras, órganos, meridianos y colaterales, yin y yang, energía y sangre.

Las actividades funcionales de los órganos internos y los meridianos y colaterales, las relaciones mutuas entre los órganos internos, meridianos y colaterales, la energía y la sangre, yin y yang, todas dependen (o están vinculados con) de las funciones del ascenso, descenso, entrada y salida del mecanismo de qi (energía). La función del pulmón al ventilar, purificar, bajar; la función del bazo al subir lo claro; la función del estómago al bajar lo turbio, la armonía entre el corazón y el riñón, las relaciones mutuas entre el agua y el fuego de estos dos órganos, son todas manifestaciones concretas de las actividades del mecanismo de qi.

Como son tan importantes para las actividades funcionales de todos los aspectos, la disfunción de ascenso y descenso puede influenciar hasta las cinco visceras, los seis órganos, el exterior y el interior del cuerpo, los cuatro miembros y las nueve aberturas, de modo que aparecen síndromes. Por ejemplo, la sensación de opresión en el pecho y la tos y el asma, debidos a la disfunción del pulmón al ventilar y bajar; eructos, regurgitación acida, vómito y náusea, debido a la disfunción de descender del estómago; la diarrea a causa de la disfunción del bazo de ascender lo claro y de transformar y transportar, el desmayo por la desviación de la energía y la sangre, el riñon que no recibe el aire, yang que sólo sube; el no ascenso de yang claro, el hundimiento de energía por la deficiencia; la palpitación debida a la retención de agua por la disfunción del riñon, y la disarmonía entre éste y el corazón, etc.

Las funciones de ascender, descender, entrar y salir del mecanismo de qi son funciones comunes de todos los órganos del cuerpo humano, pero las funciones de ascender y descender del bazo y del estómago son de suma importancia para las funciones del mecanismo de qi, porque el bazo y el estómago constituyen la fuente de los nutrientes adquiridos, y se ubican en jiao medio, que se comunica con la parte superior y la parte inferior del cuerpo humano, razón por la cual es la clave de todo movimiento de ascenso y descenso. 

Las funciones normales del bazo y del estómago pueden asegurar todo tipo de funciones fisiológicas como

 «yang claro va hacia arriba, yin turbio circula por abajo; yang claro desarrolla las texturas, yin turbio corre por las visceras; yang claro fortalece los miembros, yin turbio concurre a los seis órganos.»

 Las funciones del hígado de hacer subir; las funciones del pulmón de purificar y hacer bajar; las del descenso del fuego del corazón, las del ascenso del agua del riñon; el pulmón se encarga de expirar; el riñon se encarga de recibir el aire, etc., todas estas funciones se llevan a cabo en colaboración con el bazo y el estómago. Por la disfunción de ascenso y descenso de éstos, la energía de yang claro no puede distribuirse, la esencia adquirida no puede almacenarse, lo nutritivo del alimento no puede entrar en el cuerpo humano y lo turbio no puede excretarse, como consecuencia de lo cual aparecen todo tipo de síndromes.