Acumulación de flema

La acumulación de flema es producto patológico de trastornos parciales del metabolismo del agua; se divide en dos tipos: tipo de forma y tipo sin forma

El primer tipo se refiere a la acumulación de flema que se puede ver (excreción de esputo), palpar u oír (ruido de esputo en el pecho o en la garganta)

La expectoración pegajosa se llama tan, la acuosa es llamada yin.

La acumulación sin forma se refiere a la presentación de síntomas de la acumulación de flemas tales como mareo y vértigo, náuseas y vómito, respiración superficial, palpitaciones o trastornos mentales, maniacos, pérdida de conciencia, etc., pero sin expectoración, además, se puede tratar con éxito estos síndromes de la misma manera que sucede con la acumulación de flema.

La formación de la acumulación de flema: La acumulación de flema es causada por la retención de agua y de la humedad, debido a la disfunción de la transformación de agua del pulmón, bazo y riñón o la anormalidad de las vías del agua del Triple Recalentador (sanjiao) que afectan a la distribución y excreción normales de los líquidos corporales.

El pulmón se encarga de distribuir los líquidos corporales y tiene la función de normalizar las vías del agua; si el pulmón falla en su función de purificar y descender lo turbio, los líquidos corporales no pueden circular y distribuirse normalmente, y se retienen, de modo que se produce la flema.

El bazo tiene la función de transformar y transportar el agua; el bazo lesionado o la deficiencia del bazo pueden conducir a la anormalidad en la transformación y en el transporte, razón por la cual el agua y la humedad retienen y se acumulan. El riñón calienta y se transforma en agua, la insuficiencia renal causa la anormalidad de su función, y el agua no se transforma, sino que se estanca.

Triple recalentador (sanjiao) son las vías por las que circula el agua y la energía; la obstrucción del triple recalentador motiva la retención del agua y la acumulación se transforma en flema.

Además como Triple Recalentador está vinculado con las cinco vísceras y los seis órganos, la acumulación de flema puede retenerse en cualquier parte del Triple Recalentador, en el interior de los Zang-Fu (órganos internos) y en la superficie, en los tendones, la piel y los músculos, de modo que se producen diversos síntomas de acumulación de flemas.

Manifestaciones exteriores y características de la acumulación de flema: Como la acumulación de flema puede causar varias enfermedades, existe un dicho

“Las diversas enfermedades son causadas, en su mayoría por la flema”

Aquí la acumulación de flema, como una enfermedad, comprende los diferentes síntomas de los dos tipos: tipo de forma y de tipo sin forma

Por la diferencia de la ubicación de la acumulación se presentan diferentes manifestaciones clínicas. Por ejemplo, si la flema se estanca en el pulmón, se ven tos, asma, expectoración, etc.; si se ubica en el corazón, se presenta opresión en el pecho, palpitaciones, desmayo, trastornos mentales maniacos; si se retiene en el estómago, se observan náuseas, vómito, plenitud abdominal; si está en los tendones y huesos, puede causar tuberculosis ganglionar, masas de flema, entumecimiento de los miembros, hemiplejía; si la acumulación invade la cabeza, pueden suceder mareo y vértigo; si se estanca en la garganta, se siente obstruida por algo extraño; si la acumulación es en la piel y en los músculos, causa edema; en la región torácica e hipocóndrica, motiva distensión y dolor de esta parte, y tos que produce dolor; si se encuentra por encima del diafragma, se observa tos asmática que impide acostarse; si está en los espacios interintestinales, se producen borborigmos, plenitud abdominal y anorexia. En fin, las manifestaciones de la acumulación de flema se distinguen según la ubicación de la afección y de su propiedad de frío, calor, deficiencia o exceso. Sólo se consigue una diagnosis correcta luego de una síntesis de análisis general.